Del “streaming” a las tablas: El CDN vuelve a los escenarios con la trilogía “La pira”

“La conmoción”, “La distancia” y “La incertidumbre”, una visión catártica de la pandemia a través de nueve autores contemporáneos

Con todos los teatros cerrados en plena pandemia, el Centro Dramático Nacional abría una ventana escénica donde seguir creando y reflexionando, abierta con vocación de guardia las 24 horas del día. #LAVENTANADELCDN emitía en"streaming", entre otras piezas, la trilogía “La pira”, que se convirtió en una experiencia catártica sobre el confinamiento en torno a las hogueras de San Juan. “Un teatro de urgencia en el que queríamos hablar de lo que nos estaba pasando, aun sabiendo que corríamos el riesgo de no tener el distanciamiento suficiente en el tiempo”, explica Alfredo Sanzol, directordel CDN y de una de las piezas. "A pesar de esto –continua-, nos arriesgamos porque creíamos necesario dar voz y forma a todo el caos en el que estábamos y, sobre todo, a las emociones. Queríamos hacer un buen trabajo, que tuviera volumen y también algo de mosaico, no contar la realidad a través de dos o tres voces, sino hacerlo, como hicimos, con nueve voces entre autores y autoras.

Esta trilogía ha sido readaptada ahora para exhibirse con público en directo en seis sesiones en el teatro Valle-Inclán. Cada capítulo de “La pira” tiene una dirección y equipo diferente. Tres piezas escritas por distintos autores contemporáneos a partir de sus visiones particulares sobre la pandemia: “La conmoción”, con texto de Alfredo Sanzol, Victoria Szpunberg y Eva Mir, bajo la dirección del primero (18 y 19 de septiembre), es una reflexión sobre lo inesperado de la situación en la que nos hemos visto inmersos a raíz de la propagación del COVID-19; “La distancia”, escrita por Pau Miró, Andrea Jiménez, Noemi Rodríguez y Juan Mayorga, bajo la dirección de Jiménez y Rodríguez (22 y 23 de septiembre), se ocupa de la separación, en sentido literal y figurado, recomendada para evitar el contagio y las consecuencias de esta sobre nuestro día a día. Y, por último, “La incertidumbre”, de Pablo Remón, Denise Despeyroux y Lucía Carballal, bajo la dirección del primero (26 y 27 de septiembre), que se introduce en el futuro incierto en el que nos deja la pandemia, busca desarrollar una línea de pensamiento sobre el comportamiento desconocido de este virus, que se traduce en la dinámica impredecible del momento que atravesamos.

“Subir este trabajo a las tablas en directo para todo el público ha sido un paso bastante natural –explica Sanzol- porque desde que empezamos a hacerlo para “streaming” ya nos imaginábamos que ojalá pudiéramos hacerlo con público, así que esa idea está desde la base. Era un medio sueño que teníamos porque en esos momentos no sabíamos muy bien cómo íbamos a tener estructurada la temporada, pero al final surgió la posibilidad por espacio, tiempo y presupuesto, y no lo dudamos”. Y concluye: “Me gustaría animar al público a que vengan a los teatros porque estamos creando espacios de seguridad para que puedan seguir disfrutando de un arte que es esencial para el bienestar en la vida cotidiana, que no renuncien a algo que es realmente importante para nuestra vida”.