Así es María Peláe, ¿la “Lola Flores moderna”?

La artista malagueña, que estudió Trabajo Social y Antropología, lleva más de 12 años en los escenarios

Es difícil, por no decir imposible, que se repita un talento de la talla de Rocío Jurado o Lola Flores. Ambas divas del folclore son aún recordadas por su voz y su carácter revolucionario en la música, dos leyendas que han hecho de la música española una joya inigualable. Son nombres irrepetibles, aunque lo que sí podría darse es una coincidencia con alguien que recuerde a ellas, sea por el tipo de música o el desparpajo.

Cada vez se habla más de una “Lola Flores moderna”. Y se trata de María Peláe, cantante que, aunque para muchos sea desconocida, lleva más de 12 años en los escenarios. Nació en Málaga en 1990 y, desde pequeña, ha tenido como referencia en su pasión musical a Lola Flores, Rocío Jurado o Celia Cruz.

Más allá de sus letras cargadas de crítica social, su picaresca y sus toques lorquianos, el apodo de “la nueva Lola Flores” se lo ha ganado por una canción en particular. Se trata de un remix de “Cómo me las maravillaría yo”, un clásico de La Faraona.

Sin embargo, también se le podría relacionar con el “boom Rosalía”, pues la malagueña promete revolucionar el panorama musical de la misma manera que la de “Malamente”. Igual canta una copla que un fandango o un tema con ritmos urbanos.

Peláe cumplía 30 años hace unos meses y ayer fue invitada a “El Hormiguero”, lo que demostraría que su carrera comienza a despegar aún más alto. El arte le viene de cuna, pues su madre, Susana Sánchez, solía cantar villancicos en Canal Sur, así como era bailaora y su abuela cantaora en el Café Chinitas de Málaga.

“Empecé a escribir con 9 años. Yo era una chica muy tímida y esa era la manera de expresarme. A partir de los 13 tuve mi primera guitarra y mi primer concierto fue casualidad: una canción que le pasé a mi prima, empezó a rular y una persona, que organizaba conciertos en una sala, me ofreció dar uno. Bendita casualidad”, explicó en su momento Peláe al diario “La opinión de Málaga”.

La cantante quería estudiar Medicina y compaginarlo con la música. Al menos, poder acompañar su carrera artística con otra profesión. Por ello, decidió terminar sus estudios de Trabajo Social. También estudió Antropología. Sin embargo, la guitarra se sobrepuso ante todo y, por lo que parece, podrá vivir de lo que siempre ha soñado: la música.