Crítica de “La pintora y el ladrón”: El arte está en las lágrimas ★★★★☆

"La pintora y el ladrón" se estrena en cines el viernes 5 de febrero
"La pintora y el ladrón" se estrena en cines el viernes 5 de febreroLa Razón (Custom Credit)

Dirección y guión: Benjamin Ree. Intervienen: Barbora Kysilkova y Karl-Bertil Nordland. Música: Uno Helmersson. Noruega, 2020. Duración: 102 minutos. Documental.

El robo de dos cuadros en una galería. Los pintó una naturalista checa, Barbora Kysilkova. Los ladrones, que han sido grabados por las cámaras de seguridad, son identificados. Las obras no aparecen, pero uno de los ladrones, Karl-Bertil Nordland, sí. Un sensible drogadicto lastrado por los traumas cuyo cuerpo exhibe tatuajes llenos de contenido.Y durante el juicio, llega lo raro, la casi leve, fundamental decisión que convierte este documental en único. Borbora le pregunta si le dejaría realizar su retrato, lo que Nordland acepta. Como en una especie de «A sangre fría», la fascinación de un artista por el otro lado, por las causas, la obsesión dolorosa ante el concepto mismo de creación, por plasmar, en este caso, mediante un lienzo, al alma perdida de un hombre. Pero llega un momento en que los papeles se tornan, y Borbora, que era maltratada por una pareja anterior y antes fue una niña a la que fascinaba la muerte, se hunde en la depresión. A su forma, como una yonki. «Ella me mira, pero yo también puedo verla», dice Nordland, que tras una última estupidez cambia de vida. Una emotiva historia de amor y redención que podría incluso, y de una vez por todas, cerrar estas dolorosas heridas.

Lo mejor
La fascinante e íntima, aunque no hablamos de sexo, relación que une a estos dos personajes
Lo peor
Que, por unas razones y otras, no llegue a todo su público posible, porque lo merece