Las 5 consultas lingüísticas más frecuentes que debe conocer

La RAE ofrece respuesta a las cuestiones más planteadas por los usuarios en su servicio de “preguntas frecuentes”

Diccionario RAE
Diccionario RAELA RAZÓN

Uno de los mayores avances de la Real Academia Española (RAE) de los últimos años podría ser el de su digitalización. A través de su página web oficial, la institución ofrece todo tipo de recursos que tienen como objetivo propiciar el profundo conocimiento lingüístico y la correcta escritura. Desde un diccionario de la lengua española hasta uno histórico, pasando por el panhispánico de dudas, el jurídico o el de americanismos. Asimismo, destaca un apartado de preguntas frecuentes, en el que la RAE ofrece respuesta a una selección de las cuestiones más planteadas por los usuarios del servicio de consultas lingüísticas. Estas son las 5 más habituales:

¿”Suramericano” o “sudamericano”?

Ambas formas son válidas. “Suramericano” coincide con el nombre actual del punto cardinal, “sur”, y se usa como prefijo en palabras que empiezan tanto por vocal como por consonante. Por ejemplo, “suramericano”, “surafricano” o “surcoreano”. Por su parte, “sud-” se utiliza antes de vocal (”sudoeste”) y de topónimos, como “Sudáfrica”, y sus gentilicios, “sudafricano. Con esto, “ambas variantes son igualmente correctas y son los hablantes los que se decantan por una u otra según su gusto personal”, explica la RAE.

Qué es mejor: “yo y Santiago” o “Santiago y yo”

¿Es incorrecto desde el punto de vista lingüístico poner “al burro delante”? “No”, asegura la RAE. “No es incorrecto ni lo ha sido nunca, aunque las normas de urbanidad aconsejen mencionar primero al otro. De hecho, no es difícil encontrar, en prestigiosos autores de todas las épocas, ejemplos en los que el pronombre que designa al hablante es el primero de una serie”.

¿Es correcto decir “gentes”?

Explica la RAE que en el español general, “gente” es “un nombre colectivo no contable que significa ‘personas’”. Por tanto, este sustantivo “se refiere ya a un conjunto de individuos, razón por la que no se usa normalmente en plural”. No obstante, sí admite un plural que se denomina “expresivo” o “estilístico” y que se usa casi exclusivamente en la lengua literaria: “Pero al llegar comprobé que el barrio había cambiado, y con él sus gentes” (”La aventura del tocador de señoras”, de Eduardo Mendoza”.

¿”A gusto” o “agusto”?

La RAE propone un truco fácil: si escribiésemos “agusto” en una sola palabra, rompería la simetría con la expresión antónima, “a disgusto”. Por otro lado, “a gusto”, que además de significar “cómodamente” también quiere decir “según el gusto o deseo de alguien”, admite posesivos ante la preposición y el sustantivo”. Por ejemplo, “la comida no estaba hoy a su gusto”. Estos caso, por tanto, demuestran que la expresión “a gusto” no funciona si se escribe en una sola palabra.

¿Cuál es el femenino de “árbitro”?

El deporte femenino va adquiriendo cada vez mayor visibilidad y, ante esto, surgen dudas como la del uso de términos que mayormente se han referido a hombres. Es el caso de “árbitro” que, asegura la RAE, pertenece “al grupo de sustantivos que manifiestan el género cambiando la terminación”. Así, el femenino sería “una árbitra” o “la árbitra”, mientras que decir “la árbitro” “no sería apropiado”. Más sencillo de lo que parece.