El cuadro retirado de la subasta podría ser de Caravaggio o de un discípulo de Ribera, según Cultura

Se ha cancelado en Madrid la venta por 1.500 euros de un óleo sobre lienzo al surgir dudas sobre su autoría, actualmente en investigación

Este cuadro, atribuido en un principio a José de Ribera, podría ser autoría de Caravaggio
Este cuadro, atribuido en un principio a José de Ribera, podría ser autoría de CaravaggioAnsorena

En los años 70, teníamos en España una joya artística: “La crucifixión de San Andrés” (1607), del maestro Caravaggio. No obstante, la obra fue adquirida por el Museo de Arte de Cleveland en 1976, donde permanece expuesta hasta ahora. Cuando las autoridades españolas se dieron cuenta, ya no se podía cancelar la exportabilidad de la obra, por lo que “no actuamos con tanta rapidez como ahora”, recuerda el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

Con “ahora” se refiere a la obra cuya subasta se ha cancelado al surgir dudas de su autoría. En un principio atribuida a José de Ribera, se iba a poner en venta esta tarde por 1.500 euros. No obstante, esto se ha cancelado, ya que algunos expertos dicen que la obra podría ser de Caravaggio, lo que ascendería la cifra hasta entre 100 y 150 millones de euros.

“Nosotros, la Dirección General de Bellas Artes y la Junta de Calificación, ayer, en pocas horas, declaramos la inexportabilidad del cuadro”, explica el ministro. “Vamos a ver si es un Caravaggio o si podría ser, como se anunció, de un discípulo de Ribera”, continúa Uribes, “pero en todo caso la decisión es muy adecuada porque el cuadro es valioso”. Asimismo, para evitar lo que pasó en los 70, “hemos pedido a la Comunidad de Madrid, y ya lo está haciendo, que lo declare Bien de Interés Cultural (BIC), y con esta doble garantía nos aseguramos de que el cuadro se quede en España y que, por tanto, se hagan las cosas bien”. “Ojalá sea un Caravaggio”, concluye.

En caso de que una obra se declare BIC, recibe la distinción máxima que se le otorga a un bien a nivel nacional. De esta manera, la administración pública al que pertenezca, en este caso Madrid, está obligada a establecer una estrategia de protección para su conservación: no puede ser vendido sin pedir permiso a dicha administración.

Desde la casa de subastas Ansorena de Madrid, donde ha ocurrido este supuesto descubrimiento, también coinciden en que “hay que comprobar y estudiar la pieza más a fondo. Los propietarios tenían duda”. No obstante, hay quienes contradicen que la obra sea de Caravaggio: “No lo es. Se piensa que puede deberse a que la figura del primer plano replica el Ecce homo atribuido a Caravaggio, del que existe ya una copia. En mi opinión, la pintura es de un caravaggieso de alta calidad, pero no de Ribera. No se puede hablar de nombres de esta importancia. Si fuera de Ribera, su precio partiría de 200.000 euros, no de 1.500″, explica el experto en pintura napolitana, Nicola Spinosa.