Cultura

Así es el primer museo de arte NFT del mundo

El Seattle NFT Museum está “diseñado para reunir a artistas, creadores, coleccionistas y la comunidad blockchain en general”

"Quantum", de Kevin McCoy, primera obra convertida en NFT de la historia
"Quantum", de Kevin McCoy, primera obra convertida en NFT de la historia FOTO: SOTHEBY'S / MCCOY SOTHEBY'S / MCCOY

Al carácter voluble del arte, en continua evolución e innovación en todas sus disciplinas, hay que sumar una herramienta a la que cada vez está más unido: la tecnología. Desde que la obra octogonal y parpadeante de Kevin McCoy, titulada “Quantum”, se convirtió en la primera obra con un certificado NFT en mayo de 2014, este término (”token no fungible”, en español) se ha hecho cada vez más común y cotidiano. Aunque no lo veamos -o, más bien, palpemos-, el arte NFT está creciendo a pasos agigantados, sea en forma de ballet o de collage. Por tanto, va siendo hora de unificarlo. Es decir, de aglutinarlo para darlo a conocer como una nueva modalidad artística, que existe y por tanto puede exponerse. Algo así pensarían en Seattle, ciudad estadounidense donde se ha instalado el primer museo del mundo dedicado íntegramente a arte NFT.

Seattle NFT Museum está “diseñado para reunir a artistas, creadores, coleccionistas y la comunidad blockchain en general”, explican en la página principal de su sitio web oficial. Un espacio que nace para estar enfocado al “futuro del arte”, y que no solo incluye obras con certificado NFT, sino también ofrece información sobre este campo artístico, tan complejo como arbitrario. “Todos entienden lo que significa poseer una obra de arte original. Puede haber miles de impresiones, pero solo hay un original auténtico que normalmente es autenticado por el artista o confirmado a través de pruebas. Los tokens no fungibles (NFT) son un tipo especial de activo digital que se puede usar para autenticar la propiedad de casi cualquier cosa, y las aplicaciones para el arte digital son infinitas”, explican desde el museo.

De esta manera, añaden que “el arte NFT se graba y comercializa utilizando tecnologías de blockchain, cada token se almacena como su propia criptomoneda. Esto facilita la adquisición, el almacenamiento, la venta y, lo que es más importante, la validación de la autenticidad”. Entonces, todo aquel que pueda visitar o se interese por el Seattle NFT Museum, podrá descubrir algunas de estas obras, “las más emocionantes exhibidas en pantallas grandes de alta resolución, diseñadas para capturar la imaginación de los espectadores primerizos, coleccionistas, entusiastas y la próxima generación de artistas digitales”, asegura el espacio.

El museo funciona por préstamos, sea de coleccionistas, de galerías o de sus propios creadores. Así, actualmente exhiben obras de la “Bird Collection”, de la diseñadora Blake Kathryn, de Neon Saltwater o Robbie Trevino, entre otros. Asimismo, incluyen en su calendario varios eventos, como es el encuentro “NFT+fotografía”, reunión en la que “los fotógrafos podrán aprender a tokenizar sus fotos y acceder al mercado NFT”, de la misma forma que habrá un encuentro entre coleccionistas, para todo aquel interesado en la tecnología blockchain.