La RAE y el Gobierno critican la supresión del español de la web de la Casa Blanca

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, lamenta la decisión, aunque cree que se trata de una decisión interna del Gobierno estadounidense

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Alfonso María Dastis, en un acto en Barcelona esta mañana.
El ministro de Asuntos Exteriores de España, Alfonso María Dastis, en un acto en Barcelona esta mañana.

El presidente de la RAE, el director del Instituto Cervantes y los ministros de Exteriores, Justica o Educación y Cultura han lamentado hoy que se haya suprimido la versión en español de la web de la Casa Blanca. «Una regresión importante» o «no tiene sentido», algunas de las reacciones.

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, ha lamentado hoy que se haya suprimido la versión en español de la web de la Casa Blanca, aunque ha puntualizado que se trata de una decisión interna del Gobierno estadounidense.

En rueda de prensa en Barcelona tras una reunión de ministros y altos cargos de Exteriores de la UE y países de la ribera sur del Mediterráneo, Dastis ha sido interrogado por esa medida del nuevo Ejecutivo de Donald Trump.

“Las gestiones sobre la web de la Casa Blanca son internas de Estados Unidos, pero lamentamos” la supresión de la versión en español, ha dicho.

“No nos parece buena idea”, ha subrayado, antes de recordar que en EEUU hay 52 millones de habitantes que hablan español.

Se ha mostrado partidario del diálogo, de modo que “cuantos más medios haya de desarrollarlo mejor”.

La RAE, también en contra

Por su parte, el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, ha calificado como “negativo, muy significativo y una regresión importante” esta decisión. No obstante, ha recordado que la presencia del español en este país es “imparable”.

“Es muy significativo y negativo, sin duda alguna, pero la presencia del español en Estados Unidos es imparable: hay una minoría mayoritaria de mas de 50 millones de personas”, ha señalado el director de la RAE en una entrevista recogida por Europa Press en la cadena Ser. No obstante, ha matizado que todas esas personas no tienen “el español vivo”, por lo que el cálculo final sitúa en torno a 37 millones de hispanohablantes en Estados Unidos.

Para Villanueva, esta decisión “limita” el acceso de los ciudadanos a que en su lengua le expliquen lo que pasa en su país y supone “una regresión importante” que recuerda un debate en Estados Unidos a finales de los 90 sobre ‘English only’.

“La Constitución de Estados Unidos no declara a ninguna lengua como oficial y en aquellos años hubo un movimiento por parte de distintos Estados entre los partidarios de que fueran el inglés y el español la lengua oficial y los que solo querían al inglés. Esto creó una herida y causó mucha controversia”, ha destacado.

Preguntado sobre si el Gobierno español debería protestar oficialmente por esta decisión, el académico ha asegurado “desconocer hasta qué punto” podría haber una respuesta diplomática. “Por el momento se trata de la retirada de contenidos en español de una página web y no conozco el código de las relaciones diplomáticas. En todo caso, tendría que ser secundada por los Gobiernos de otros países que hablan español”, ha añadido.

Villanueva ha insistido en que la “pujanza” del español en Estados Unidos es “difícilmente parable”, resaltando por ejemplo que el año pasado hubo 800 millones de consultas al diccionario online de la RAE y, de todas ellas, 32 millones fueron hechas desde Estados Unidos, lo que le convierte en el séptimo país que más uso hizo de esta herramienta.

Catalá: «No tiene sentido»

Desde Salamanca, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha opinado que la retirada de la web “no tiene sentido” y ha reconocido que el Gobierno asiste con “una cierta inquietud al reforzamiento de los valores y la mirada hacia dentro” de los Estados Unidos.

“A veces las cosas están por encima de lo que los gobiernos puedan decidir”, ha apostillado Catalá en declaraciones a los periodistas, tras recordar que el español es el segundo idioma del mundo con 700 millones de usuarios y que en EEUU se usa de forma muy frecuente.

En su opinión, lo que debe importar es la fuerza “extraordinaria” que el español tiene hoy en el mundo como “lengua de transmisión, de conocimiento, de cultura y de futuro” más allá de que una página web lo emplee o no.

Méndez de Vigo: «No es una buena noticia»

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha indicado esta tarde en una nota que la decisión “no es una buena noticia”, pero “no detendrá ni pondrá en peligro la difusión imparable” del idioma.

“El conocimiento y uso de diferentes idiomas en una sociedad es algo que sirve para vertebrar a un país y demuestra la riqueza cultural” de una nación, como sucede en España, señala Méndez de Vigo, convencido de que la medida de Estados Unidos “no detendrá ni pondrá en riesgo la difusión imparable” del español en Estados Unidos “y en el mundo entero”.

También el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ha indicado a EFE que la comunidad hispana en Estados Unidos merece un trato especial en atención a su relevancia en ese país y “todos deberían verse reconocidos” en la nueva administración.

Instituto Cervantes

Para el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, se trata de un gesto “simbólico” pero “grave” porque “no presagia cosas buenas”: hay un 18 % de la población que habla español, que subirá en 40 años al 23,4 %, y Trump “rema contra corriente”.

“Nosotros no vamos a pararnos, vamos a continuar, y el Cervantes, del brazo de todos los países iberoamericanos, vamos a volcarnos en Estados Unidos, pero no buscando pelea sino el diálogo”, ha añadido en declaraciones a EFE.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha confiado en que el impulso al español se mantenga con la nueva administración de Estados Unidos, “que por supuesto tiene todo el derecho a decidir lo que considere oportuno en su política de comunicación”.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha calificado en Twitter la retirada de “desprecio a la comunidad hispana” “y un ataque intolerable a la segunda lengua en EE.UU.”, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha escrito en Facebook que es “triste”, “un grave error” y “una pésima noticia” la decisión.

El PSOE ha registrado hoy en el Congreso dos preguntas por escrito en las que pregunta al Gobierno qué gestiones ha realizado o pretende llevar a cabo tras la decisión de Estados Unidos.

Danie Ureña, presidente de The Hispanic Council, que promueve las relaciones entre la comunidad hispana de Estados Unidos y España, señala en una nota que Trump se equivoca, entre otras razones porque “se va contra la cultura” de millones de ciudadanos de ese país.