MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
14:57
Actualizado

La primera expedición al Titanic en 14 años desvela que los restos podrían perderse para siempre

Las bacterias están deteriorando el barco a gran velocidad y podrían hacerlo desaparecer en poco tiempo

  • Imagen del casco del barco, visiblemente deteriorado
    Imagen del casco del barco, visiblemente deteriorado

Tiempo de lectura 4 min.

22 de agosto de 2019. 14:30h

Comentada
Paco Rodríguez 22/8/2019

Los restos del Titanic están en serio riesgo de perderse para siempre. Así lo desvela una expedición de buceo, la primera en los 14 últimos años, en la que se puede ver el buque visiblemente deteriorado y con partes, como el camarote del capitán, prácticamente desaparecidas.

Un equipo internacional de exploradores de aguas profundas -dirigido por Victor Vescovo, el experto en el Titanic Parks Stephenson, el líder de expedición Rob McCallum (EYOS Expeditions) y un equipo técnico de los submarinos Triton- ha visitado este mes el Titanic en el fondo del Océano Atlántico Norte, a unos 3.810 metros de profundidad y han podido comprobar el fuerte deterioro del barco desaparecido en 1912 con más de 1.500 personas a bordo.

El equipo realizó cinco inmersiones en un periodo de ocho días a bordo de un submarino de última generación y con capacidad para transportar a dos personas. Siguiendo los protocolos legales establecidos por Estados Unidos, el equipo de expertos y científicos examinó los restos del barco, capturando por primera vez extraordinarias imágenes 4K, para inmortalizar el naufragio en un como nunca antes se había visto. Utilizando los sistemas de cámara sumergible, el equipo realizó grabaciones para la producción de modelos 3D altamente precisos del Titanic. Estos activos ayudarán a evaluar la condición actual del naufragio y proyectarán su futuro, así como también permitirán visualizar el naufragio utilizando la tecnología de realidad aumentada y realidad virtual. Los científicos de la expedición publicarán los resultados completos junto con una película documental realizada por BAFTA y el ganador del Emmy Atlantic Productions.

Tumbado a casi 4.000 metros de profundidad en aguas muy frías, a 1 grado centígrado, el barco se ha vuelto muy vulnerable a los remolinos y está sujeto a las corrientes marinas en constante cambio. La corrosión salina, las bacterias que devoran los metales y las corrientes profundas están provocando un gran daño en el pecio. El equipo constató que una de las zonas más afectadas es la habitación del capitán, donde el casco ha comenzado a colapsar, llevándose consigo los camarotes. Durante la expedición, el equipo depositó una corona de flores y celebró una breve ceremonia en honor a quienes perdieron la vida en 1912.

Parks Stephenson, historiador del Titanic, explicó que “la zona deteriorada impactante fue el lado de estribor, donde estaban las habitaciones de los oficiales. La bañera del capitán, una de las imágenes favoritas entre los aficionados del Titanic, ha desaparecido. La cubierta de ese lado se ha derrumbado llevándose consigo los camarotes y el deterioro continuará avanzando".

Victor Vescovo, CEO de Caladan Oceanic and Submersible pilot, declaró que “es un gran desastre, no estaba preparado para lo grande que era".

La científica Lori Johnson lamentó que “El barco continuará deteriorándose con el tiempo, es un proceso natural provocado por una comunidad de bacterias que se ponen de acuerdo para comer si quieren hierro y azufre".

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs