Actualidad

Las claves para llevar bien el chándal

Desde hace ya unas temporadas, el chándal ha conquistado terrenos que van más allá del gimnasio. Incluso lo hemos llegado a ver sobre la alfombra roja. Todo depende de si sabemos o no llevarlo bien. Es cierto que cada vez nos estamos acostumbrando más a ver este tipo de prendas en la calle, lo que hace que vayamos asumiendo su versatilidad, pero no está de más conocer una serie de trucos.

Publicidad

Se puede optar por su versión más ajustada o, por el contrario, apostar por un diseño «oversize», consiguiendo así transmitir la imagen de que llevamos esa prenda porque seguimos una tendencia (sacándolo así de su zona de confort). A partir de aquí, es cuestión de jugar. Los pantalones más amplios sentarán muy bien con zapatillas XXL o sandalias planas y anchas, mientras que los diseños más ajustados funcionarán con las tan de moda naked sandals (sandalias de tiras finísimas y tacón medio estrecho). Este último, además, se podrá combinar por ejemplo con una sencilla camisa blanca.

La sudadera XXL puede servir de minivestido, mientras que las chaquetas más estrechas (con un aire «vintage») pueden ser un sustituto perfecto para una americana. Y no hay que tener miedo a llamar la atención, porque cada vez los diseños se llenan de más y más estampados, en un claro guiño a la década de los 90 de donde bebe esta tendencia.