MENÚ
domingo 16 diciembre 2018
21:30
Actualizado

La guerra no ha terminado

El periodista holandés Daan Heerma van Voss publica una obra sobre las tremendas huellas que deja siempre el enfrentamiento armado

  • El escritor, en Madrid
    El escritor, en Madrid

Tiempo de lectura 4 min.

22 de abril de 2017. 20:54h

Comentada
24/4/2017

«La guerra era la única ocasión en la historia del mundo en la que se habían revelado las dos formas verdaderas del alma humana: el lado que vivía para la destrucción y la humillación y el lado que vivía para la esperanza y la libertad». Esta reflexión es de Abel Kaplan, el protagonista de «La última guerra» (Malpaso), nueva novela del periodista e historiador holandés Daan Heerma Van Voss (Amsterdam, 1986). A pesar de su título, no es un libro bélico. «Cuando estoy hablando de la guerra, no lo hago de un conflicto armado, ni tampoco del Holocausto, tiene más que ver con ser bueno o malo, con lo malvado o la bondad», afirma el autor. Una dualidad presente en todos los personajes y en sus prejuicios hacia los cambios a los que inevitablemente deriva el presente.

El volumen cuenta la historia de Kaplan –nótese el guiño hacia el protagonista de «Con la muerte en los talones», de Alfred Hitchcock–, un escritor frustrado, con una existencia caótica y vacía, que intenta llenar con el afecto de las mujeres. Casado muy joven con Eva, una judía de la que ha adoptado el apellido, la religión y el interés por la historia de su pueblo, el matrimonio resulta ser un fracaso, como su carrera de novelista. Por ello, para ganar algo de dinero, trabaja de coordinador en un colegio musulmán, donde conoce a Ibrahim, un chico de primer curso que sufre acoso escolar. Este encuentro, y el descubrimiento de un antiguo diario del padre de Judith, su amante, le revelarán que la historia sigue viva y que forma parte del presente más de lo que la sociedad cree. «Para mí el pasado, y eso he tratado de reflejar en el libro, no son hechos que sucedieron hace mucho tiempo, no es un periodo cerrado, sino que es aquello que ocurrió ayer en realidad», asegura Van Voss, que reconoce que la idea de escribir esta novela le vino cuando se dio cuenta de «cómo nuestro presente está fascinado por las historias del pasado». Esta actitud ante la vida la ha intentado plasmar en el carácter de Kaplan, «un personaje muy vital, pero al mismo tiempo trágico, pues busca lo bueno y lo malo en los lugares equivocados».

El trato a los inmigrantes

«La última guerra», la novela con más referencias históricas de las cinco que ha escrito Daan Heerma Van Voss, es en realidad un análisis del hoy y, por eso, toca muchos de los aspectos relevantes de la última década. El más evidente de todos es el trato por lo común despectivo por parte de los europeos a las minorías, personificadas en los pueblos judío, musulmán y romaní, que, según el autor, son utilizadas por la sociedad occidental como «chivos expiatorios» para justificar su frustración de ver cómo pasan los años y no se cumplen las promesas que habían recibido. «No hay ningún político que realmente tenga las narices de decir que los problemas que estamos sufriendo ahora mismo en realidad no están relacionados con la inmigración», afirma. E incluso va más allá: «Los políticos están tratando de explotar ese sentimiento de amenaza. Necesitan que la gente siga teniendo miedo, porque si no lo tiene, no les van a votar». Un miedo que se alimenta gracias a los continuos ataques de extremistas religiosos, un grupo al que acusa directamente. «Existen musulmanes que creen que la palabra del Corán es mucho más importante que las leyes de los países donde están viviendo. Si ese es el caso, nunca podremos convivir de manera pacífica con ellos», asegura.

La realidad es que esa técnica parece que surte efecto. Los fanáticos repuntan en países como Francia y Holanda, patria del autor, y las imágenes de los refugiados recuerdan a tiempos pasados de horror. «Este es precisamente el objetivo de este libro», manifiesta. «Ves las fotos de los refugiados y enseguida piensas en los campos de concentración, Pero, por supuesto, es una imagen falsa porque no hay manera de compararlos con el Holocausto». Y es que, paradójicamente, su opinión se aleja del carácter catastrofista de su obra. «Creo que, a pesar de todo, actualmente estamos viviendo en paz», concluye.

«La última guerra»

D. H. Van Voss

Malpaso

384 págs, 22 euros

Últimas noticias