Santiago Muñoz Machado inaugura el XVI Congreso de la Lengua en Sevilla

El director de la RAE recordó los inicios de la Academia en 1713, en un acto que cerró con la impactante lectura del "Cantar de mio Cid"por parte del académico y actor José Luis Gómez

El director de la RAE recordó los inicios de la Academia en 1713, en un acto que cerró con la impactante lectura del "Cantar de mio Cid"por parte del académico y actor José Luis Gómez

El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, dio por inaugurado el XVI Congreso de la Lengua al terminar hoy la segunda jornada. En su discurso de apertura transitó por la historia de la Academia, “fundada en 1713 para cuidar de la lengua y de la literatura”, relatando cómo todo el siglo XVIII lo invirtió en sentar las bases de una lengua que hablarían 600 millones de personas, aunque sus inicios no presagiaban tal éxito. La RAE publicó su primer “diccionario de autoridades” entre 1726 y 1739, recordó Muñoz Machado, editado en seis gruesos volúmenes. El trabajo siguiente fue la publicación de una ortografía y posteriormente, de la gramática. “Hasta entonces, cada hispanohablante usaba la lengua con libertad”, apuntó.

En esos inicios, se produjeron atisbos de separación y el futuro del español en América todavía era una incógnita. “Esta situación fue mejorando con los años porque la RAE, en 1870, decidió que igual que existía una en España, debería haber academias correspondientes en cada país, que empezaron a crearse a partir de 1871 en Colombia, Ecuador y México”, donde se celebró el primer congreso de la Asale, en 1951. Heredero de aquel es la cita de Sevilla, cuya trascendencia reconocieron todas las autoridades que intervinieron ayer en el teatro de la Capitanía General.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, desgranó las particularidades de nuestro idioma en cada país, viajando a su niñez en las películas dobladas por Jorge Arvizu o trayendo las palabras del también mexicano Fernando del Paso al recibir el Premio Cervantes: “Cuando lloro, lloro en castellano; cuando me río, incluso a carcajadas, me río en castellano”. La impactante lectura del "Cantar de mio Cid"por parte del académico y actor José Luis Gómez cerró un acto que abrieron los solistas de la Orquesta Barroca de Sevilla.