MENÚ
martes 22 octubre 2019
02:24
Actualizado

Si quiere vivir en Downtown Abbey, apúntese a Airbnb

Airbnb, que no da puntada sin hilo, ha lanzado una iniciativa precisamente para promocionar el estreno del filme, que dicen quienes ya lo han visto que podría pasar por un capítulo alargado de la ficción televisiva.

  • La película «Downton Abbey», que se estrena el viernes en España, se rodó en el castillo de Highclere
    La película «Downton Abbey», que se estrena el viernes en España, se rodó en el castillo de Highclere

Tiempo de lectura 4 min.

18 de septiembre de 2019. 02:03h

Comentada
Gema Pajares 18/9/2019

ETIQUETAS

Vivir como reyes. O al menos, sentirse como tales. A eso es a lo que algunos, quizá muchos –no nos vayamos a poner ahora ni usted ni yo exquisitos– aspiramos al menos una vez en la vida. Si además es un fanático de la serie televisiva «Downton Abbey», de la que este viernes se estrena su versión para la gran pantalla, y puede permitirse gastar 150 libras, los condes de Carnarvon se lo sirven en bandeja.

De plata, claro está. Airbnb, que no da puntada sin hilo, ha lanzado una iniciativa precisamente para promocionar el estreno del filme, que dicen quienes ya lo han visto que podría pasar por un capítulo alargado de la ficción televisiva. El conde y la condesa que habitan en el castillo de Highclere, donde se han rodado ambas, han decidido abrir a partir del 1 de octubre el plazo para las reservas. Los elegidos tendrá, además, que demostrar su apasionamiento por el mundo de «Downton Abbey» y la solicitud más creativa será la vencedora. La señora del castillo se muestra encantada con la idea de poder recibir en su mansión, un señorial edificio reconstruido en la década de 1840 en estilo jacobino por el arquitecto Charles Barry y cuyos terrenos fueron diseñados por el arquitecto paisajista conocido como Capability Brown.

La propiedad tiene bastantes más habitaciones de las que usted habría podido imaginar, de tal manera que si ahora nos lee y se anima a enviar su propuesta podrá elegir una entre las 300 de que consta el castillo. La fecha elegida por los anfitriones es el 26 de noviembre y, según se explica en la web, «serán tratados como reyes». ¿Y en qué consiste el trato regio? En primer lugar podrá conocer y departir con el matrimonio Carnarvon, conde él y condesa ella, quienes le ofrecerán un cóctel previo a la cena, que constará de platos tradicionales servidos en el comedor de Estado y atendidos por el propio mayordomo de la casa.

La velada no acabará ahí, pues después se servirá un café en la biblioteca antes de que los invitados se retiren a sus aposentos, habitaciones con baño en suite y vistas privilegiadas a las más de 400 hectáreas de zonas verdes que rodean al imponente castillo. Mientras transcurre la cena, o quizá antes, en el aperitivo previo, los condes de Carnarvon amenizarán a los invitados con detalles sobre la historia tanto de la familia como del castillo de Highclere, además de servirles de guía en un recorrido privado que de otra manera no podrían realizar nunca. ¿Es o no para sentirse como auténticos reyes? «Es un privilegio poder llamar a Highclere mi hogar y estoy encantada de poder compartirlo en Airbnb durante una estancia que estoy segura de que será única», comenta Lady Carnarvon en el anuncio. Única, desde luego.

No es esta la primera iniciativa que la empresa pone en marcha tomando como excusa la actualidad. Recordemos que al cumplirse los 30 años de la inauguración de la pirámide de Pei en el Louvre Airbnb ofreció la posibilidad de pernoctar en una construida «ad hoc» dentro de la inmensa y acristalada original. También por una noche. En aquella ocasión el aperitivo lo podía tomar el ganador junto a «La Gioconda» o mientras contemplaba en solitario la «Victoria de Samotracia». Llovieron las solicitudes y solo una pareja pudo disfrutar de tan peculiar iniciativa. ¿Va a quedarse con el capricho de sentirse como un rey por 170 euros, aunque sea solo por una noche?

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs