Sid Haigh: muere el actor que más miedo daba en el cine

Alto, calvo y con barba interpretó al siniestro y aterrador capitán Spaulding de "La casa de los 1.000 cadáveres"y "Los renegados del diablo"

Sid Haigh se convirtió en un icono del fantaterror por su papel en "la casa de los 1.000 cadáveres"
Sid Haigh se convirtió en un icono del fantaterror por su papel en "la casa de los 1.000 cadáveres"

Era uno de los iconos de los filmes de terror de serie B, un actor de culto de las películas de terror. Su esposa comunicó ayer a través de las redes sociales que El actor Sid Haigh había fallecido tras una larga hospitalización debido a una caída. Tenía 80 años y una abrumadora carrera en la pantalla. Haig nació en Fresno, California y se crió en una comunidad armenia.​ Su padre, Haig Mosesian, era un electricista.​ La carrera de Haig comenzó por accidente. En su juventud, su rápido crecimiento físico interfería con su coordinación motora, lo que lo impulsó a tomar clases de baile.

Haig también mostró talento musical, en particular para la percusión, lo que llevó a sus padres a comprarle una batería en la que llegó a dominar una amplia gama de estilos musicales, incluyendo el swing, country, jazz, blues y el rock and roll. Le resultaba fácil ganar dinero con su música, y firmó un contrato para grabar un disco en la escuela secundaria. Incluso llegó a grabar un sencillo.

Sin embargo fue en al gran pantalla donde este hombre calvo, alto y de aspecto amenazador, uno de los más terroríficos, logró su fama. Disfrutó de una larga carrera como secundario, llegando a trabajar a las órdenes de George Lucas y Quentin Tarantino., aunque de parte de éste rechazó el que podía haber sido el papel de su vida: interpretar a Marcellus Wallaces en "Pulp Fiction". Siempre lamentó el error. El director lo recataría en dos filmes posteriores: "Kackie Brown"y "Kill Bill, volumen 2".

Pero si hay un personaje que le marcó es el del siniestro capitán Spaulding, un payaso psicópata y salvaje en "La casa de los 1.000 cadáveres"y "Los renegados del diablo", a las órdenes de Rob Zombie, que le daría un halo de culto y una legión de seguidores dentro del mundo de la serie B.