En la intimidad con Lorca

Irene Escolar aprovecha el Festival de Otoño a Primavera para unir su alma con la del poeta en un montaje muy sencillo, que ella misma dirige y en el que recitará fragmentos del granadino

Irene Escolar en acción

Irene Escolar aprovecha el Festival de Otoño a Primavera para unir su alma con la del poeta en un montaje muy sencillo, que ella misma dirige y en el que recitará fragmentos del granadino

Sola con la palabra de Lorca; así se presenta Irene Escolar en este espectáculo de formato íntimo, recogido, en el que tratará de ser el nexo oral entre la profundidad poética del escritor granadino y el espectador. El alma de la actriz y la del poeta; poco más. Vestida de sibila ante un atril, en un sencillo montaje que ella misma dirige –aunque reconoce que «apenas hay dirección, porque es la palabra desnuda»–, la joven intérprete recitará algunos fragmentos de obras tan conocidas como los «Sonetos del amor oscuro», «Bodas de sangre», «Poeta en Nueva York» o «Yerma», entre otras. Cumple así el sueño de concebir un espectáculo por y para un autor que ha sido una influencia fundamental en su carrera.

Precisamente de Lorca era la obra con la que se subió por primera vez a las tablas, con tan sólo nueve años; se trataba de «Mariana Pineda». «Por alguna razón, a mí aquello ya me tuvo que impactar mucho –afirma la actriz–. Yo me quedaba entre cajas durante las funciones y me llegué a aprender de memoria los textos de los demás compañeros». Y también es de Lorca, aunque radicalmente distinta, la última obra en la que ha trabajado: «El público», que dirigió Àlex Rigola el año pasado. «El papel de Julieta en ‘‘El público’’ me ha dado muchas alegrías y ha supuesto un punto de inflexión en mi carrera –explica Escolar–. Pero en todo ese camino, desde «Mariana Pineda» hasta aquí, he tenido además otros contactos con el poeta. Entre ellos, en la Bienal de Venecia, en un taller dirigido por Lluís Pascual, que me transmitió su profundo conocimiento y su enorme pasión por él. Precisamente el título de la función, «Leyendo Lorca», es un homenaje al espectáculo que Lluís hizo con Nuria Espert y que se llamó ‘‘Haciendo Lorca’’. Oírla tantas veces a recitando a Federico ha sido para mí siempre una gran inspiración».

- Vuelta a granada

El montaje, que viene a conmemorar la figura de Federico García Lorca en el 80º aniversario de su muerte, se estrena hoy en la Residencia de Estudiantes, escenario privilegiado para una Irene Escolar que recuerda con emoción el vínculo del poeta con esta institución educativa aludiendo a la carta que Lorca mandó a su padre cuando éste le conminó, advirtiéndole de que dejaría de pasarle dinero, a que abandonase Madrid inmediatamente y volviese a su casa en Granada. Una carta en la que el joven escritor lucha contra viento y marea por mantenerse fiel a su firme vocación artística: «Aquí escribo, trabajo, leo, estudio. Este ambiente es maravilloso. Casi no salgo. (...) Pero lo más principal para no poder marcharme no son mis libros, sino que estoy en una casa de estudiantes. ¡Que no es ninguna fonda! (...) A mí ya no me podéis cambiar. Yo he nacido poeta y artista como el que nace cojo, como el que nace ciego, como el que nace guapo. Dejadme las alas en su sitio, que os respondo que volaré bien».

«Leyendo Lorca», que próximamente podrá verse también en El Pavón Teatro Kamikaze, está enmarcado en la programación del Festival de Otoño a Primavera y trata de cumplir el objetivo de su nuevo director, Carlos Aladro, de convertir esta cita no solo en un escaparate de las propuestas más interesantes que vengan de fuera, sino también de «potenciar y proyectar en el exterior lo que se está haciendo aquí». «Aunque estamos empezando todavía a trabajar en esta línea –aclara Aladro–, el espectáculo de Irene Escolar cumple muy bien con esa voluntad estratégica, y estamos ya haciendo esfuerzos para que pueda verse en Europa e Iberoamérica».

- Dónde: Residencia de Estudiantes. Madrid.

- Cuándo: hoy (desde el 21 de noviembre, en el Pavón).

- Cuánto: gratis.