Así defiende Rubiales el aplazamiento de la final de la Copa del Rey

La nueva fecha está a expensas de la agenda de la Casa Real

La final de la Copa del Rey de fútbol entre el Athletic Club y la Real Sociedad, que debía disputarse el 18 de abril en La Cartuja de Sevilla, ha quedado aplazada sin nueva fecha debido a la amenaza del coronavirus y para que puedan asistir los aficionados de ambos clubes. El presidente de dicho organismo, Luis Rubiales, y los presidente de ambos clubes, Aitor Elizegi y Jokin Aperribay, acordaron el aplazamiento tras una reunión entre las partes. La nueva fecha de la final está a expensas de la agenda de la Casa Real.

El objetivo del aplazamiento, como ha afirmado Rubiales, es que La Cartuja «esté a rebosar», dijo tras la reunión con los dos presidentes. «Ha sido una primera toma de contacto muy positiva, porque en un momento de gran dificultad hemos consensuado que tenemos que intentar asegurar esta final con público en las gradas, con una Cartuja que esté a rebosar», manifestó.

La primera medida ha sido «descartar» que se celebre el 18 de abril y la próxima semana van a consensuar entre las partes «una fecha para que las dos aficiones puedan organizarse para una fantástica final». El presidente del Athletic, Aitor Elizegi, ha señalado que necesitan a su afición «para respirar». «Eso es lo que tenemos que poner por delante, y también su salud. Y por supuesto, las plantillas a las que representamos. Prima colaborar con la situación que estamos viviendo», manifestó.

El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, ha declarado: «Es una final preciosa en nuestros más de 100 años de historia. Por primera vez nos vamos a enfrentar en una final de Copa y además creo que somos unas aficiones ejemplares. Lo primero es la salud pública y lo primero es garantizar a nuestras aficiones cómo van a participar. Son la pieza clave en esta final. Y hay que agradecer a la RFEF la disposición junto con los clubes para buscar la mejor solución», añadió.