Guerra abierta en el Athletic Club de Bilbao por la final de la Copa del Rey

Socios y jugadores no comparten la tibieza de la directiva sobre la intención de la UEFA de celebrar el partido cuanto antes y sin público

Aficionados del Athletic Club en su balcón de su casa en BilbaoLuis TejidoEFE

Un grupo de socios y compromisarios del Athletic Club de Bilbao, reunido en el colectivo “Otro Athletic es posible”, tacha de “ambigua” a la Junta Directiva de Aitor Elizegi, con un comunicado en el que muestran su “profundo desacuerdo” con la UEFA por anteponer al séptimo clasificado en Liga por delante de los finalistas de la Copa para otorgar una plaza europea, y aseguran que sólo admitirán “una final con público” en las gradas.

“La Directiva lo ha tenido muy fácil para ser por una vez clara y lanzar un mensaje claro tanto a la UEFA como al socio”, dice en una nota el colectivo de socios, que considera que la junta está “perfecta” cuando dice que hará “todo lo posible” para “defender los intereses del club”, pero que, por lo demás, “se mueve en la ambigüedad y palabras y frases que dicen poco o nada”. La junta de Elizegi también aseguró en esa primera reacción a la decisión de la UEFA de no otorgar plaza europea a través de la Copa si la final no se disputa antes del final de temporada, lo que obligaría a jugarla a puerta cerrada por la pandemia de la COVID-19, que “no comparte ni comprende que se prive a una competición con tanto prestigio y tradición como la Copa de la posibilidad de asignar una plaza europea, cuando siempre ha sido así”.

“Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para cambiar está decisión y a la vez nos ratificamos en la postura que hemos mantenido hasta ahora de que el Athletic solo jugará la final con público cuando las circunstancias lo permitan”, señala “Otro Athletic es posible”. La intención es poner “en manos de los socios la toma de la decisión final, mediante la realización de una consulta vinculante”; y ponerse “en contacto con la Real Sociedad para consensuar una postura conjunta para que este derbi vasco en la final de Copa solo pueda ser jugado con público”.

Al colectivo de socios rojiblancos, “la decisión de la UEFA” le “parece prepotente y un chantaje” y cree que “ante esta prepotencia y ese chantaje solo se puede responder con claridad y contundencia”. También quiere dejar claro que “entre Europa y jugar y vivir una final con dos aficiones disfrutando y viviendo el partido tanto en Sevilla como en cada pueblo y casa”, prefiere “muy claramente” “jugarla con público y que se quede la UEFA con su chantaje de Europa”.

Para ‘Otro Athletic es posible’, una hipotética “decisión de jugar la final a puerta cerrada, no debe ser tomada por la Directiva”, sino que antes “tiene que realizarse un consulta vinculante entre todos los socios”. Como resumen de sus demandas, el colectivo de socios pide al club “claridad, concreción y contundencia”.

La postura de este colectivo coincide con la de la plantilla rojiblanca. Después de conocerse la intención de la UEFA, dos jugadores, Ibai Gómez e Iñaki Williams, expusieron que la final no se debe disputar a puerta cerrada y que si les dieran a elegir optarían por renunciar a Europa y que la fiesta de la final con las dos aficiones se celebrara cuando fuera posible.