F1 Toscana: Carlos Sainz sale ileso de un accidente múltiple

El madrileño se vio envuelto en una colisión en las primeras vueltas que pudo tener consecuencias más graves. Hamilton ganó una carrera, con dos interrupciones, por delante de Bottas y Albon

El español Carlos Sainz se ha visto obligado a abandonar el Gran Premio de la Toscana después de sufrir un fuerte accidente en la recta principal del circuito de Mugello. La colisión fue provocada por el frenazo de Magnusen cuando segundos antes el coche de seguridad se retiraba después de neutralizar la prueba por un accidente previo.

El accidente se produjo al reiniciarse la carrera. El desconocimiento de la norma por parte de algunos pilotos provocó el caos. Cuando se producen esta clase de neutralizaciones el Gran Premio se reanuda cuando el primer piloto pasa por línea de meta y no desde la denominada línea de safety car, que normalmente está situada al comienzo de la recta principal. Los coches de atrás pensaban que la prueba habían empezado mientras que por delante todavía estaban rodando a baja velocidad porque no se puede adelantar hasta sobrepasar la línea de meta. Este desconcierto hizo que algunos pilotos frenaran de forma salvaje, lo que acabó con un accidente múltiple.

“Lo primero de todo, tengo que decir que estoy contento porque todo el mundo está bien. Pero, aparte de que es frustrante tener que acabar la carrera así, hay que decir que es una situación muy, muy peligrosa que no se debería volver a repetir”, explicó Sainz en Mugello (Italia) al canal de televisión ‘Movistar F1’. “Lo que está claro es que la mitad trasera de la parrilla pensábamos que la carrera estaba relanzada. Luego, alguien frenó; y de ahí se produjo un efecto dominó; y yo me encontré el barullo de frente”, explicó el piloto madrileño.

La carrera se suspendió para que las asistencias pudieran limpiar la pista y retirar los coches accidentados. Quedaron fuera Gasly y Verstappen en el primer accidente y Sainz, Giovinazzi, Magnusen, Latifi y Ocon. Todos salieron ilesos, aunque el madrileño se quejó de un fuerte golpe en la muñeca y en la mano. Esto provocó una nueva salida con sendos Mercedes en primera posición. Pero Hamilton no quiso problemas y le “robó” la cartera a su compañero a final de recta con un adelantamiento de esos que desaniman a cualquier rival. Por detrás, Stroll, Ricciardo y Albon se jugaron el tercer puesto hasta que el canadiense sufrió un fuerte accidente debido a un pinchazo mientras rodaba a más 220 km/h. La carrera fue de nuevo suspendida porque la colisión destrozó las protecciones de la curva “Arrabiatta” en la que se salió el piloto de Racing Point.

Esto obligó a la dirección de carrera a decretar una nueva salida desde parado con Hamilton defendiendo el liderato por delante de Bottas y Ricciardo. El de Renault salió muy bien y alcanzó la segunda plaza. Pero fue un espejismo porque el de Mercedes no tardó una vuelta en superarle. Lo peor vino después porque, cuando parecía tener el podio asegurado, Alex Albon le hizo un gran adelantamiento para conquistar la tercera plaza al volante del Red Bull.

Hamilton logró una nueva victoria, la 90ª, y se encamina hacia su séptimo título mundial para empatar con el mejor piloto de la historia, Michael Schumacher.