La pesadilla de Fernando Alonso, camino de ser el nuevo káiser

El británico puede igualar a Schumacher en número de victorias, 91, en el Gran Premio de Rusia

En noviembre de 2006, la cabeza de Ron Dennis, por aquel entonces jefe de equipo de McLaren y uno de los máximos responsables del esplendor del equipo inglés décadas atrás, no paraba de dar vueltas a su particular encrucijada. En apenas unas semanas recibía a su flamante fichaje contratado a golpe de talonario, Fernando Alonso, bicampeón del mundo, pero, debía elegir al otro piloto. Después de analizar el mercado decidió «tirar» de los pilotos de casa y en esa terna sólo dos estaban en la «final»: un experimentado «hombre de la casa», el español Pedro de la Rosa; y un jovencísimo con muy buenas maneras que todavía no había, ni siquiera, debutado en la Fórmula Uno, el británico Lewis Hamilton.

Catorce temporadas después aquel chico que parecía no haber roto un plato en su vida puede igualar en número de victorias al piloto más laureado de este deporte, Michael Schumacher, que con 37 años conquistó 91 victorias. Hamilton, con 35, puede igualar el registro este fin de semana en el Gran Premio de Rusia. Todo apunta a que Hamilton superará en número de triunfos al káiser y también que alcanzará su séptima corona, un resultado que también le igualará con el piloto alemán. Y si las cosas no se tuercen, el inglés podría superar en títulos a «Schumi».

El campeón de Ferrari, cuando alcanzó en 2006 el mismo número de «poles» de Ayrton Senna, que tenía el récord hasta ese momento, no pudo evitar las lágrimas. No fue la primera vez. Ya lloró en 2002 cuando igualó con cinco campeonatos al mítico Juan Manuel Fangio.

El inglés, con su habitual misticismo que empieza a cansar a cierta facción de la F-1, afirma que «nunca he sido una persona de récords. Pero, por supuesto, cuando mi nombre es mencionado al lado de una persona que he crecido viendo, pienso: ''Guau''. Tengo que dar un paso atrás y analizar lo que realmente significa, creo que estos récords me dan una plataforma para hablar de cosas que cambian las vidas de la gente», señaló.

Los pilotos actuales de Ferrari elogian el rendimiento de Hamilton: «Creo que se merece todo el éxito que ha tenido en estos años, el que va a tener este, y no sé si seguirá, pero supongo que sí, el resto de años», manifestó el alemán Sebastian Vettel, cuatro veces campeón mundial. El otro piloto de Maranello, el monegasco Charles Leclerc, tampoco escatimó elogios: «Lewis se lo merece. Ha sido muy constante todos los años, siempre peleando por las posiciones de arriba», añadió. La nota discordante, pero comprensible, la puso el compañero de Hamilton en el equipo Mercedes, Valtteri Bottas: «Intentaré que no pase este fin de semana, estoy aquí para ganar, pero supongo que es una cuestión de tiempo que lo consiga», señaló el piloto nórdico.

Todo apunta a que Hamilton igualará a «Schumi» en número de títulos, pero qué ocurrirá en 2021. ¿Podrán Red Bull y Verstasppen convertirse en duros rivales? ¿Estará a la altura Ferrari? ¿Podrían hacerlo Renault y Alonso? ¿McLaren con Ricciardo? El británico parece tener la escena controlada en todos los sentidos y, aunque no lo reconozca, quiere alcanzar el mayor número de títulos antes de retirarse, algo que no está demasiado lejos.