El Nadal más íntimo: ¿Sale de fiesta? ¿A qué tiene miedo? ¿Qué defectos tiene? ¿Qué comida no le gusta?

El tenista se lo confesó a Bertín Osborne

Nadal, en la comida con Bertín Osborne y sus amigos Joan, Miguel y Miguel ÁngelLa Razón (Custom Credit)

Miguel Ángel, Miguel, Joan son tres amigos de Rafa Nadal desde la infancia, de toda la vida, y en el programa “Mi casa es la tuya”, de Tele 5, que presenta Bertín Osborne, estuvieron presentes en una comida distendida y dijeron alguno de los defectos que tiene quien como tenista a veces roza la perfección. “Digamos que la puntualidad y el orden no son su mayor virtud”, desvelan. Y él se defiende: “Yo siempre llego a la hora adecuada donde no puedo llegar tarde”. Además, Nadal habló otro otros aspectos más íntimos de su vida.

Infancia

“Era un chico tímido. Y lo sigo siendo, pero viajar y eso te quita un poco la timidez. Y dicen que era un buen chico. Siempre fui feliz, siempre estuve bien en la edad que estaba, nunca quise cumplir años, siempre hay gente que dice que está deseando crecer, pues a mí nunca me ha apetecido avanzar. Ni cuando cumplí 18, que te da ya más libertad de todo”.

Sus padres

“Mi padre me ayuda en casi todo, pero de toda la vida tiene una empresa de cristales. Trabajaba muchísimo, cuando era niño yo me levantaba y él ya no estaba, y volvía por la noche tarde. Y mi madre es la presidenta de la Fundación, pero tenía una perfumería”.

¿Por qué es del Real Madrid?

“Mi familia era del Real Madrid cuando nací. En mi casa eran todos del Madrid, después mi tío [Miguel Ángel] se fue al Barça y la familia se hizo del Barça y cuando mi tío volvió a jugar en el Mallorca, algunos se quedaron en el Barça y otros regresaron a los orígenes. Yo fui de esos".

¿Es meticuloso?

“No soy una persona que prepare meticulosamente nada. En la pista sí tengo unas rutinas muy marcadas... Mira, lo de los calzoncillos lo he hecho toda la vida, lo demás son rutinas que te vas incorporando, porque al final el tenis juegas tantas semanas, tantos partidos, que a mí hacer esas cosas me ayuda a concentrarme”.

¿A qué tiene miedo?

“De pequeño me daba mucho miedo la oscuridad, ahora ya no tanto. Yo no sé dormir sin televisión o sin mirar una serie o algo. Ahora no, pero me daba miedo de joven. Hasta una edad avanzada yo me iba a dormir y aparecía en el cuarto de mis padres, o hasta con mi hermana”.

Disciplina

“Creo que tengo capacidad de entrenar a una gran intensidad, quizá superior a la gran mayoría en esa época de joven. Si de una cosa presumo es de que creo que soy un buen profesional del tenis, pero no me he perdido cosas que creo que son importantes en la vida. He salido de fiesta, sí; he salido a la playa... He hecho lo mismo que mis amigos, menos, pero lo mismo. Hay deportistas que renuncian a todo, yo no tengo claro si hubiera sido feliz”

Presión mediática

“La llevo bien. Eso de la presión mediática, nunca la he sentido como tal, yo hago mi vida, soy de Manacor y aquí soy un ciudadano más. Yo siempre he tenido mi propia presión, la que yo me exijo. Mi autoexigencia siempre ha sido superior a la que me ponen de fuera”.

Comidas que le gustan y que no

“Me vuelven loco las aceitunas”. “Sobrasada no como habitualmente. La puedo tomar, pero no es algo que me apasione. No como casi nunca carne, sinceramente porque me cuesta tragármela. Antes me encantaba, pero hace años ahí me quedé. No como queso tampoco. Chocolate sí que como”.

¿Cómo llama a su mujer? ¿Le cambió la vida casarse?

"Ella se llama María Francisca. Yo la llamo Mery, su madre María Francisca. Yo sólo María Francisca cuando hay un poquito de tensión, pero como no tenemos tensión nunca...

“Mi vida no ha cambiado mucho desde la boda, yo no tengo queja. Mery es muy tranquila”.

Hijos

“Me encantan los niños, decía que cuando me retire los tendría, pensaba que a los 30 estaría caput, y con 34 ahí sigo”.