El drama de Michael Phelps tras la muerte de Kobe Bryant y el coronavirus por la depresión

La mujer del mejor nadador de todos los tiempos cómo convive toda la familia con la enfermedad de Michael en estos días tan complicados

Michael Phelps convive con la depresión
Michael Phelps convive con la depresión

Cuando Nicole Phelps se enteró de la muerte de Kobe Bryant temió lo peor: su esposo, Michael Phelps,, estaba sumido en una profunda depresión, una enfermedad cada vez más habitual. “Después de que Vanessa Bryant perdió a Kobe, todo lo que pude hacer fue mirar a Michael y decir, ‘¿Podemos ayudarte? Porque si te pierdo, no sé qué voy a hacer‘”, dijo Nicole, de 35 años, a Today. “Michael es el padre y socio más asombroso que podría haber pedido”.

El nadador más grande de todos los tiempos sabe que su enfermedad, su depresión, también afecta a su mujer y a sus tres hijos, el mayor de sólo cuatro años: “Nicole me ama y quiere ayudar. Quiere que mejore. Pero ella misma está luchando. Ella también necesita ese apoyo. Sé que es difícil para ella”, decía.

Es una lucha continua y desesperada: “Solía pensar que podía arreglarlo. Puedo ser su terapeuta. Puedo ser lo que él necesita. Pero lo que he aprendido es que no puedes asumir la responsabilidad de cómo se sienten, no importa cuánto lo quieras”, dice Nicole

Toda la familia lo vive: “Los niños quieren estar cerca de Michael cuando tiene un día difícil. Quieren intentar hacerlo feliz, especialmente Boomer porque es el mayor. Entonces les decimos: “Papá lo está pasando mal y solo necesita tomarse un momento para estar solo’. Queremos que entiendan que no se trata de ellos, se trata de Michael”.

El covid no ha ayudado:“He tenido algunos altibajos aterradores”, ha declarado Phelps.