“Levántate, cabrón”, el insulto que captó un micrófono y no escuchó el árbitro

El jugador que trató así a un rival ha sido expedientado

Santiago Ascacíbar, a la derecha, en el derbi de Berlín que enfrentó a Unión y Hertha.
Santiago Ascacíbar, a la derecha, en el derbi de Berlín que enfrentó a Unión y Hertha.ANNEGRET HILSE / POOLEFE

La ausencia de público en las gradas y las numerosas cámaras y micrófonos que rodean los terrenos de juego hacen las conversaciones entre los jugadores dentro del campo sean cualquier cosa, menos íntimas. Las protestas, las reprimendas o los insultos que escapan a la capacidad auditiva de los árbitros, rara vez logran esquivar a los micrófonos. Lo que antes quedaba en el césped, ahora suele saltar a las pantallas de televisión horas después, cuando se revisa el ingente material que se obtiene de cada encuentro.

Esto es lo que sucedió en la Bundesliga, en el derbi de Berlín que enfrentó a Unión y Hertha el pasado domingo y que terminó 1-1. El centrocampista argentino Santiago Ascacíbar, del Hertha, fue amonestado con tarjeta amarilla por una entrada a Nico Schlottenberg. La situación hubiera quedado ahí de no ser por los micrófonos que captaron lo sucedido en esa acción.

Con Schlottenberg tendido en el suelo, Ascacíbar se dirigió a él y le dijo: “Levántate, cabrón”. El árbitro, Sascha Stegemann, no escuchó lo que dijo el argentino, pero su insulto sí lo captaron los micrófonos situados cerca del terreno de juego. Después de escuchar la grabación, la Federación Alemana (DFB) ha decidido abrir un expediente a Ascacíbar.

Ascacíbar, que había entrado al campo en el minuto 62 y fue amonestado en el 78, cumple su segunda temporada en el Hertha, al que llegó procedente del Stuttgart, club en el que militó durante tres temporadas y que lo fichó de Estudiantes de La Plata.