Diakhaby acusa a LaLiga: “Callar es ser cómplice”

El central del Valencia mostró su malestar en redes sociales

Mouctar Diakhaby en el momento en el que se marchó a los vestuarios en el Ramón de Carranza.
Mouctar Diakhaby en el momento en el que se marchó a los vestuarios en el Ramón de Carranza.Román RíosEFE

Mouctar Diakhaby, el central del Valencia que acusó al jugador del Cádiz Cala de llamarle “negro de mierda”, volvió a recurrir a las redes sociales para mostrar su malestar por cómo está tratando este caso LaLiga.

“Hemos localizado en nuestra retransmisión el “negro de mierda vas a llorar” con el audio ambiente que facilitó Movistar, escribió el periodista Héctor Gómez en su cuenta de Twitter.

Héctor Gómez acompañó su mensaje con el tuit del programa de radio Tribuna Deportiva, en el que se incluía el audio de la retransmisión del partido con el momento en el que se escucha “negro de mierda vas a llorar”.

Diakhaby respondió a estos mensajes acusando directamente a LaLiga: “Callar es ser cómplice LaLiga. Buenas noches”.

Cala negó haber llamado “negro de mierda” a Diakhaby y defendió su inocencia en una conferencia de prensa que ofreció el pasado martes, donde calificó como “circo mediático” y “linchamiento mediático” lo sucedido con él. “Le dije a Diakhaby déjame en paz. En ese momento se desentiende de la jugada y viene hacia mí diciendo que le he llamado “negro de mierda”. No sé si Diakhaby se lo ha inventado, lo ha interpretado mal... No lo sé. No tengo ningún problema en sentarme en una habitación con Diakhaby. Era lo que deberíamos haber hecho desde el principio y no este circo. A Diakhaby le diría lo que soy y lo que hago como persona. Lidero una plataforma para saharauis”, aseguró Cala.

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) decidió abrir un expediente extraordinario a Cala por su presunto insulto racista a Diakhaby. El expediente quedó abierto tras recibir dicho organismo el correspondiente informe del director de Integridad y Seguridad de la RFEF, así como un escrito del Valencia en el que solicitó la apertura de un expediente disciplinario.

El Comité señaló que es “imprescindible actuar con firmeza en relación con cualquier acción, manifestación o declaración que sea susceptible de violencia, racismo, xenofobia o intolerancia en el fútbol, existiendo a tal efecto preceptos en el ámbito del Código Disciplinario de la RFEF que habilitan el inicio de actuaciones disciplinarias para el oportuno conocimiento de la naturaleza y alcance de los hechos y, en su caso, la correspondiente sanción cuando concurran circunstancias que lo justifiquen”.

“En cualquier caso, el inicio de un expediente exige tener indicios mínimos razonables de la comisión de una infracción, apreciándose en este caso”, añadió el Comité.