Real Madrid-Barcelona: La respuesta de Zidane a las quejas al árbitro de Koeman

El técnico blanco le ganó la partida táctica al holandés metiendo un cuarto centrocampista, Valverde

Zidane, empapado, durante el partido ante el Barcelona en el Di Stéfano
Zidane, empapado, durante el partido ante el Barcelona en el Di StéfanoJesús G. FeriaLa Razón

Hasta tres veces repitió Zidane que su plantilla está al límite físicamente. Lo demostraron sus cambios, con la aparición de caras poco habituales al final con el partido todavía en el alero. Pero claro, es mucho más fácil descansar y recuperar después de dos grandísimos resultados ante Liverpool y Barcelona, que le permiten mirar con optimismo la vuelta de cuartos de Champions y estar en lo alto de la tabla en Liga a la espera de que se cierre la jornada 30. «Hay que disfrutar de lo que hemos hecho en estos partidos. Son dos buenos resultados, muy trabajados y ahora hay que descansar bien. No sé cómo vamos a acabar la temporada, porque físicamente estamos al límite. Nos cuesta terminar los partidos, pero estamos vivos y en la pelea, que es lo importante», aseguraba Zidane, tan agotado como sus futbolistas.

Desde aquella rueda de prensa en la que reivindicó la validez de sus jugadores, el Real Madrid no pierde, aunque para Zizou todo sigue igual. «No escucho cuando las cosas van bien, ni cuando van mal. Seguimos con lo que estamos haciendo, tendremos partidos difíciles, pero sin pensar en lo que se dice fuera, porque esto no ayuda», decía muy serio. Lo que sí le dejó una sonrisa fue el partido, en el que se impuso el plan que él había propuesto desde la pizarra, una vez más superando al técnico rival.

«Sí, ese era el plan, meter un centrocampista más en el medio, pero sabiendo que Fede podía estar un poco en la banda e ir al espacio, que es lo que hizo en el primer gol. Sabemos que es rápido y se mete bien entre líneas. Era el plan, con un centrocampista más, porque ellos son muy buen equipo, que antes del partido estaban por delante», explicaba Zidane, que lamentó no haber aprovechado alguna de las ocasiones que tuvo su equipo para hacer el tercer tanto.

Elogió a Benzema por su tanto de tacón «Eso es calidad y talento. Karim tiene mucho, de las dos cosas y me alegro por su gol», confirmaba el francés, que respondió a las críticas de Koeman al colegiado, reclamando más tiempo de alargue y un penalti de Mendy a Braithwaite. «Es la sensación de cada uno, si no lo ha pitado es porque no hay penalti, y lo del tiempo añadido pueden ser cuatro, cinco, seis minutos... es el árbitro el que lo decide», comentaba. «Lo importante es lo que hicimos en el campo y que merecimos la victoria. No creo que se pueda decir que ha sido sólo el árbitro», añadía.

«Si eres del Barcelona estás muy descontento por dos decisiones. Lo primero que quiero decir es que en la primera parte no hemos estado bien, después hemos mejorado. Sólo pido a los árbitros acertar. Primero, los cuatro minutos de añadido son pocos, si estuvo dos o tres minutos sólo con el tema de sus hombros. El penalti es clarísimo, tenemos que aceptarlo y callarnos», dijo Koeman, también en Movistar. Y se fue calentando. «No sé para qué está el VAR en España. Si hay un árbitro, un linier, un cuarto árbitro... pero no voy a hablar más», insistía tras perder la ventaja en la tabla con el Madrid.