Fútbol

Así faltaron al respeto los jugadores del Athletic al himno de España

Cuando sonó en la final de la Copa contra el Barcelona, no se comportaron como el resto según una imagen de El Chiringuito

Parte del banquillo del Athletic sentado durante el himno
Parte del banquillo del Athletic sentado durante el himno FOTO: La Razón (Custom Credit)

El himno español y las finales de Copa tienen una relación complicada. Ya han sido varias las veces que apenas se ha oído por las sonoras pitadas que comenzaban los aficionados independentistas cuando el himno sonaba. Fueron finales muy polémicas, sobre todo por eso y toda la atención se centraba en lo que iba a suceder antes del partido, como si eso fuera más importante que lo que después ocurría en el césped.

En la última entre el Barcelona y el Athletic no se corrió ese peligro porque el confinamiento, al igual que evitó el calor y la emoción que da el público a los partidos, evitó también que los más radicales mostraran su descontento y falta de respeto al himno nacional.

Sin embargo, ha empezado a circular una imagen por las redes en las que se ve a varias jugadores del Athletic sentados mientras está sonando el himno. Como los suplentes ya no están en el banquillo por el coronavirus, ahora se sitúan en las gradas vacías y mientras los suplentes del Barcelona están de pie mientra suena el himno, muchos de los futbolistas que no empezaron en el once del conjunto vasco se quedaron sentados.

Unai Núñez, Jokin Ezkieta y Yuri Berchiche se levantan. Capa, Lekue, Vencedor, Villalibre y Morcillo, son los que no se mueven.

Los himnos en el fútbol dan para mucha polémica. Durante mucho tiempo, en los partidos de selecciones, cuando sonaba el himno de la selección rival, el público lo abucheaba. Ahora, esa costumbre se ha ido desterrando y suele pasar que ambas aficiones escuchen los himnos con respeto. Pero también ha habido casos en los que a algunos futbolistas se les ha reprochado no sentir el himno cuando lo escuchan al formar...

Son temas delicados. Los jugadores del Athletic ya estuvieron en el centro de la polémica cuando se supo que hablaban euskera en el campo para que el rival no les entendiera. Fue una curiosidad que enseguida se convirtió en un asunto político.