Motociclismo

Fabio Quartararo gana en Mugello en memoria del fallecido Jason Dupasquier

“Cada vez que pasaba por esa curva mi pensamiento se iba a él”, reconocía el piloto francés de Yamaha, que se dispara como líder del Mundial

Fabio Quartararo apunta al cielo para dedicar su triunfo a Jason Dupasquier, fallecido este domingo tras un accidente el sábado
Fabio Quartararo apunta al cielo para dedicar su triunfo a Jason Dupasquier, fallecido este domingo tras un accidente el sábadoAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Los pilotos de Moto3 y Moto2 corrieron sabiendo que Dupasquier estaba grave en el hospital y con la esperanza de que se fuera recuperando. La noticia de su muerte se supo sobre las 12:00 y a los de Moto2 ya los pilló en pleno proceso previo a la carrera. Así que la mayoría se enteró después. Los que sí saltaron a pista con el duelo ya hecho realidad fueron los de MotoGP, tras un minuto de silencio que fue duro para todos y en el que se podía ver llorar desconsoladamente a Ryusei Yamanaka, el compañero de Dupasquier en el equipo CarXpert PruestelGP. Él no tomó la salida y tampoco lo hizo Thomas Luthi, compatriota y amigo personal del fallecido.

Los demás tuvieron que bajarse la visera del casco y hacer lo que les tocaba, aunque con su compañero en la cabeza. «Ha sido muy difícil concentrarse, cada vez que pasaba por esa curva sólo tenía una cosa en mente. Quería ganar para dedicárselo a él y para él va. No lo conocía personalmente, pero es un día muy triste. Espero que la familia esté lo mejor posible», reconocía en DAZN Quartararo, que a pesar de la sensación agridulce, consiguió una victoria tan brillante como importante. El francés confirmó que su ritmo era mejor que el de los demás y aunque Bagnaia quiso frenarlo al principio se fue al suelo y le dejó el camino libre. Por mucho que cueste decir esto visto lo visto en la última temporada y media, parece que Fabio es el hombre más fuerte del momento. Con los 25 puntos de ayer se dispara a los 24 de ventaja al frente de la clasificación y esta misma semana llega a Montmeló, un circuito en el que siempre ha volado.

Mugello acogió el segundo podio del curso para Joan Mir, que hizo una buena remontada para terminar tercero, lo mínimo que se ponía como objetivo para estar satisfecho. Marc Márquez se fue al suelo muy pronto en un toque con Binder del que se consideró responsable. «Fue un lance de carrera, pero si alguien tiene la culpa, la tengo yo. Se me ha cerrado de delante y afortunadamente me he caído yo solo», explicaba. Dice que en la primera vuelta sintió después de mucho tiempo que podía atacar y no sólo defenderse. Su accidente le ahorró muchos kilómetros, lo que le hará llegar más fresco a Montmeló. Por ahora lucha contra sí mismo. Quartararo, en cambio, lo hace por el título.