La extraordinaria normalidad de «Jota»

José Luis García Serrano es un paratriatleta que compite en Tokio y es un emblema de la plataforma #MejorConectados de Telefónica

Si a José Luis García Serrano, «Jota», le dicen hace diez años que iba a competir en los Juegos Paralímpicos de Tokio como paratriatleta profesional no lo hubiera creído. «Algunos dicen que estoy loco, pero lo que no sabe la gente es que soy capaz de convertir las cosas ordinarias en extraordinarias. Hace unos años la gente decía que un ciego no era capaz de hacer triatlón y ahora soy paralímpico y estoy en Tokio», relata uno de los embajadores más notables de #MejorConectados https://bit.ly/382Mi92 de Telefónica. Nacido en 1983 en la localidad madrileña de Buitrago de Lozoya, este graduado en Fisioterapia y Diplomado en Óptica y Optometría, es uno de los 139 deportistas españoles en los Juegos Paralímpicos.

Campeón de España en Paraduatlón Soria 2019, Campeón de España de Triatlón (Valencia), 2 Oros ITU World Paratriathlon Event, Oro ITU Open Paratriathlon World Championship, vigente campeón de Europa de paratriatlón y ha competido en dos Mundiales, dos Europeos y 10 Series Mundiales. Su perfil en Instagram es @jotablindgame y su historia es un relato de pasión, ilusiones, superación y amistad. De apoyarse en los demás para superar las adversidades y encontrar fuerzas cuando todo parece ponerse en contra.

«Con siete u ocho añitos era un chaval más de Buitrago, que es mi pueblo. Jugaba con el resto de amiguetes al fútbol y hacía de todo en un ambiente muy normal. Hasta que empecé a perder vista poco a poco. Todo derivó en un glaucoma inflamatorio debido a una uveítis», cuenta. La enfermedad genera un 15 por ciento de los casos de ceguera en los países desarrollados. Se inflama la úvea, la capa vascular del ojo, debido a que no tiene la sangre que le corresponde. Y sigue contando «Jota»: «Perdí primero la vista del ojo izquierdo, con 22 años –un año después sufrió una accidente que casi le cuesta el brazo derecho– y unos años más tarde perdí la vista del ojo derecho –en 2011, con 28 años– por la misma razón. Uno nunca está preparado para perder la vista –algo que le comunicaron en septiembre de 2012–. Es un vértigo grandísimo y te encuentras en una situación en la que piensas que no vas a poder hacer nada. Porque, ¿qué se puede hacer sin ver? Y luego, al final, es todo lo contrario».

Su relación con el triatlón ya ha cumplido diez años: «No sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta. Me enamoro del triatlón en mayo de 2011, cuando se celebra en Buitrago un triatlón de media distancia y coincidió que esos días estuve bastante bien, así que subí a ver este triatlón. Me quedé alucinado con este deporte. Vi a aquellos superhombres para mi en aquel momento, cómo salían del agua con aquellos neoprenos, montarse en bici de manera espectacular y correr como auténticas balas y ahí se me grabó a fuego el triatlón. El día que me comunican que no voy a ver más, después del vértigo sabía que el deporte y el triatlón me iban a ayudar a salir adelante».

El comienzo no fue sencillo. «Físicamente estaba muy mal porque pesaba unos 110 kilos –había engordado unos 30– y ahí es donde aparece la persona clave para dar los primeros pasos. Ahí aparece Mario. Él se entera de la situación y un buen día se presenta en la puerta de mi casa», cuenta «Jota». La conexión con Mario fue el principio de todo: «Recuerdo cada paso que dí con él. Mario es la definición con mayúsculas de generosidad y valentía». Mario cuenta cómo comenzaron unos entrenamientos muy particulares: «Le dije que había encontrado la forma con la que podíamos disfrutar corriendo y no hacernos daño: ‘’Ya sé cómo hacerlo. Vamos a hacerlo con una cuerda’'. Fue una conexión muy buena y así empezamos a correr como Dios manda”. Y Mario da más detalles: “La progresión en uno, dos, tres meses... él iba mejorando y al sexto mes le dije: ‘’Mira tío no puedo más, me estás machacando’'. Es un ejemplo y me aporta mucho». Esos comienzos cristalizaron en un debut en 2013 en un triatlón en su pueblo y un año más tarde ya estaba compitiendo en la Copa del Mundo en Madrid.

Pero hay más conexiones de «Jota» que le han convertido en el paratrialeta profesional que es ahora. «El deporte, el triatlón, es el cimiento de mi vida. El mayor logro es verme ocho años después de quedarme ciego viviendo del triatlón y practicando triatlón al más alto nivel. Pero esto es imposible sin la gente que me acompaña», dice. Aquí aparece la figura de Ignacio Jiménez Casas, su entrenador. «Ahora mismo es un trialeta supercompleto y con una capacidad de gestión del sufrimiento maravillosa. Los últimos cinco años de mi vida están marcados por él. Hemos vivido una historia de la nada a estar a punto de pelear por una medalla en los Juegos desde abajo. Es un tío al que le han pasado muchas cosas negativas en la vida. Ha habido bajones, subidones, peleas, disputas... hasta llegar a Tokio», afirma Ignacio. «Nacho confía en mi antes de que yo lo hiciera. Me ha enseñado a abrazar el deporte de alto rendimiento, a ser muy disciplinado, a creer en el alto rendimiento como herramienta para sacar tu mejor versión y me ha ayudado a estar donde estoy», completa «Jota».

Ignacio y él no están solos. En el equipo hay más miembros. «El pegamento es un chaval de 24 años que sólo tiene dos estados de ánimo: contento o muy contento. Es Luis Molina Ruiz, ‘’Luisito’'. Sin ellos no sería nada y es de lo que más orgulloso me siento. Gracias a la conexión que tengo con ellos es posible que yo, después de ocho años, esté donde estoy. Haber remado con Nacho contracorriente en muchos momentos de mi vida, tanto en lo profesional y lo deportivo como en lo personal, me ha hecho lo que soy. Es una conexión muy fuerte y de gran confianza los unos en los otros». Luis es su guía en los entrenamientos y Pedro Andújar lo será en los Juegos. El primero revela cómo es trabajar y convivir con «Jota»: «Él me aporta mucho más de lo que le puedo aportar yo. Nos hacemos de psicólogos el uno con el otro porque pasamos muchas horas juntos todos los días». Descubre la historia de “Jota” en la plataforma #MejorConectados https://bit.ly/382Mi92 .