29-28. Primera derrota de España en la fase de clasificación para el Europeo de Polonia

La selección española de balonmano encajó su primera derrota en la fase de clasificación para el Europeo de Polonia 2016, al perder hoy por 29-28 ante Alemania en Mannheim, en un encuentro en el que careció de la claridad necesaria para llevarse los dos puntos en juego.

Problemas que quedaron patentes en la incapacidad del equipo de Manolo Cadenas para lanzar a portería en el minuto final.

Las dificultades ofensivas, de las que sólo se salvó Valero Rivera, autor de diez goles, impidieron a la selección española romper el partido a su favor en el inicio de la segunda parte, cuando todo parecía propicio para la escapada de los "hispanos"en el marcador.

España no supo aprovechar el buen momento de Arpad Sterbik, que con tres paradas casi consecutivas parecía destinado a convertirse en la pesadilla del conjunto teutón, como tampoco supo aprovechar la irrupción de Joan Cañellas, tras un primer tiempo en el que el central español no pudo hacer nada, ahogado en la defensa individual a la que fue sometido.

Sin embargo, cuando todo parecía más fácil, con un jugador más sobre la pista por la exclusión del pivote Patrick Wiencek, la selección española falló, incapaz de romper el empate (18-18) que figuraba en el tanteador.

Una circunstancia que no desaprovechó Alemania para recuperar, de la mano de un acertado Niklas Pieczkowski, a poco más de diez minutos para el final los dos goles de ventaja (26-24) con los que se había marchado al descanso.

Diferencia que España logró enjugar (28-28) con el paso a una defensa 5-1, con Víctor Tomás en el puesto de avanzado y, sobre todo, por el buen hacer de Sterbik, que con dos nuevas paradas, una al lanzamiento de un penalti de Uwe Gensheimer, volvió a situar España en disposición de ganar el partido.

Pero la falta de claridad ofensiva, personificada en el empeño de Álex Dujshebaev en intentar lanzamientos imposibles, condenó a España a quedar a expensas de una Alemania que no falló y entró en el último minuto con un gol de ventaja (29-28) tras el anotado por Patrick Wiencek.

En los sesenta segundos finales, España no fue capaz de lanzar a portería, ya que el último lanzamiento de Joan Cañellas, ya con el tiempo concluido, no tuvo validez.

Una derrota que obligará a la selección española a ganar por más de un tanto a los germanos el próximo domingo en León si quiere recuperar la primera plaza del grupo y, lo más importante, si no quiere complicarse más de lo debido el camino hacia el Campeonato de Europa de Polonia 2016.

- Ficha técnica:

29 - Alemania: Heinevetter; Groetzki (1), Weinhold (5), Wiencek (4), Pekeler (1), Kneer (-) y Drux (4) -equipo inicial- Lichtlein (ps), Gensheimer (8, 5p), Lemke (-), Wiede (-), Strobel (-), Schmidt (-), Musche (-), Rahmel (-) y Pieczkowski (6)

28 - España: Pérez de Vargas; Víctor Tomás (2), Maqueda (4), Raúl Entrerríos (1), Cañellas (2), Rivera (10, 4p) y Andreu (2) -equipo inicial- Sterbik (ps), Rocas (2), Ángel Fernández (-), Chema Rodríguez (-), Morros (1), Ruesga (-), Antonio García (-), Gedeón Guardiola (2) y Dujshebaev (2)

Marcador cada cinco minutos: 1-4, 5-5, 8-5, 9-9, 13-13 y 17-15 (Descanso). 18-18, 21-20, 23-22, 26-25, 28-28 y 29-28 (Final)

Árbitros: Gubica y Milosevic (CRO). Excluyeron por dos minutos a Pekeler, Wiencel y Gensheimer, por Alemania; y a Andreu, Gedeón Guardiola (2) y Valero Rivera, por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada del grupo 7 de la fase de clasificación del Europeo de Polonia 2016 disputado en el SAP Arena de Mannheim (Alemania) ante 12.900 espectadores.