Alcácer, el gol que busca España

El delantero del Dortmund ha marcado ya los mismos tantos que en toda la temporada pasada con el Barcelona

Alcácer trata de quitarle un balón a Morata en la sesión preparatoria de la selección en Las Rozas
Alcácer trata de quitarle un balón a Morata en la sesión preparatoria de la selección en Las Rozas

El delantero del Dortmund ha marcado ya los mismos tantos que en toda la temporada pasada con el Barcelona.

El camino de Paco Alcácer se torció cuando se encontró con Luis Enrique. El Barcelona lo fichó cuando el asturiano era el entrenador. Sólo coincidieron un año, pero Paco no encontró el sitio ni el gol con el actual seleccionador en el banquillo. Hasta diciembre, en una eliminatoria de Copa contra el Hércules, no acertó con la portería en un encuentro oficial. Terminó la temporada con seis goles en Liga, ocho entre todas las competiciones. Muy lejos de lo esperado cuando el Barcelona pagó 30 millones de euros por su traspaso.

Alcácer pasó de ser el ídolo en Valencia y un jugador fijo para Del Bosque en la selección a ser suplente habitual en el Barcelona y perder su sitio en la Roja. Aunque en realidad ya había dejado de contar para el seleccionador, que no lo convocó para la Eurocopa de Francia en 2016. Con el cambio de temporada y la llegada de Lopetegui a España, su carrera como internacional se frenó de golpe. Julen nunca lo convocó en los dos años que estuvo en el banquillo del equipo nacional a pesar de las dudas que siempre ofreció el puesto de delantero. El técnico se apañaba con Diego Costa y Morata, con el que Paco había coincidido en las selecciones inferiores. Juntos ganaron un Europeo sub’20, el de 2011 –Alcácer, de una generación más joven, también ganó el de 2012– y se entendieron igual de bien en la absoluta. El ahora delantero del Dortmund marcó seis goles en 13 partidos con la Roja, pero su última aparición fue el 27 de marzo de 2016, en un empate a cero amistoso contra Rumanía. Más de dos años y medio después reaparece en una convocatoria de la selección.

Luis Enrique no ha perdido la confianza en él que demostró al ficharlo para el Barcelona. Los números de Alcácer en el Barcelona no fueron mejores con Valverde la temporada pasada, pero los que ha conseguido hasta ahora en el Borussia Dortmund son difícilmente mejorables. Los tres goles que marcó el fin de semana al Augsburgo confirman su buen momento. Sólo necesitó 35 minutos para marcarlos, pero es que la media anotadora del internacional español es abrumadora. Ha marcado seis goles en la Bundesliga en tres partidos, pero sólo ha disputado 81 minutos en total. Paco sale desde el banquillo a resolver los partidos. En la Liga de Campeones su marca no está lejos. Ha logrado un gol en los 21 minutos que ha disputado. Ya ha conseguido los mismos tantos que en toda la temporada pasada con el Barcelona y es el máximo goleador de la Bundesliga.

Y ahora está preparado para seguir marcando con la Roja, aunque haya necesitado la lesión de Diego Costa para hacerse un hueco. «Lo conozco muy bien. Tuvo una etapa muy brillante en el Valencia. Cuando estuvo con nosotros [en el Barcelona] no dispuso de muchos minutos y en esos casos el rendimiento baja. En el Dortmund está jugando bien y haciendo goles. Hay posibilidades de ver a jugadores en esa posición porque tenemos bajas», explicaba el seleccionador el pasado jueves al anunciar la lista de convocados. Y todavía no había marcado el triplete con el Dortmund.

«A los delanteros les pido que tengan cercanía con el gol y, como buscamos el trabajo colectivo, todos deben ser buenos en todas las facetas del juego, saber atacar y ser decisivo y saber defender porque si no contamos con su ayuda en defensa no tenemos nada que hacer», explica el seleccionador. La España de Luis Enrique no ha mostrado mala relación con el gol hasta el momento. Sólo ha jugados dos partidos –ante un semifinalista y el subcampeón del mundo–, ganó a Inglaterra y goleó a Croacia (6-0). Pero la Roja lleva tiempo buscando un «9» que se convierta en referencia. Alcácer puede ser ese delantero que España busca desde hace tiempo.