FC Barcelona

Barcelona - Atlético: Una final para la Liga

Una victoria de los culés ante los colchoneros dejaría el campeonato decidido. Para el Atlético es la última oportunidad de ganar un título esta temporada.

Diego Pablo Simeone y Ernesto Valverde, en una imagen de archivo / Efe
Diego Pablo Simeone y Ernesto Valverde, en una imagen de archivo / Efe

Una victoria de los culés ante los colchoneros dejaría el campeonato decidido. Para el Atlético es la última oportunidad de ganar un título esta temporada.

La Liga puede acabarse en el Camp Nou o tener una prórroga de siete jornadas. Ocho puntos separan al Barcelona y al Atlético, que serán once si ganan los azulgrana. Y entonces, la Liga habrá acabado cuando Gil Manzano pite el final del partido. «Yo me aferro al partido. No sería justo ni prudente ir más allá de la realidad. La única posibilidad es ganar en el Camp Nou», asegura Simeone.

El entrenador del Atlético aprovecha para reivindicar la labor de su equipo durante los últimos años. «Me hace sentir muy bien que el Barcelona valore ya desde hace dos o tres años que somos los competidores más cercanos que tienen. Y eso habla muy bien del trabajo que están haciendo nuestros futbolistas», explica. La realidad desmiente la felicidad del Cholo. Desde que se sienta en el banquillo rojiblanco sólo en dos ocasiones, en 2014, cuando ganó la Liga, y la temporada pasada compitió directamente con los azulgrana. En el resto de temporadas siempre acabó por detrás del Barcelona y del Real Madrid.

El partido en el Camp Nou es la última oportunidad para que el Atlético salve una temporada que nació con pretensiones de ser histórica y corre el riesgo de ir quedándose en nada. Fue eliminado de la Copa por el Girona en los octavos de final, en la Champions cayó en la misma ronda contra la Juventus y la Liga está lejos, pero puede ser imposible con siete partidos todavía por delante.

El esfuerzo que hizo el Atlético para retener a Griezmann estaba orientado a la final de la Liga de Campeones, que se disputa en el Metropolitano. La Champions es la gran obsesión del Atlético y del Cholo después de las dos finales perdidas contra el Real Madrid. Pero igual que ocurrió con el equipo madridista la última vez que el Bernabéu acogió la final del máximo torneo continental, tendrá que verla como espectador. La apuesta por el francés, además, no se ha visto recompensada del todo en el campo. Se atrevió a decir que estaba a la altura de Cristiano y de Messi, pero ninguna de las dos grandes estrellas del fútbol mundial acostumbra a estar siete partidos sin marcar, como le ha pasado al «7» del Atlético. Y en ese tiempo, el «7» de la Juventus remontó con sus tres goles la eliminatoria contra los rojiblancos. En Francia, además, ha dejado de ser la referencia de su selección, adelantado por Mbappé. Pero Griezmann sigue siendo el mejor jugador del Atlético y uno de los mejores del mundo. Un futbolista que su club, posiblemente, no podría comprar si tuviera que ficharlo en la actualidad. Y tiene una oportunidad para demostrar que está a la altura que se le supone. Enfrente tiene a Messi, que ha recuperado la puntería en las faltas. «Es calidad pura», dice Simeone. Aunque los elogios del preparador rojiblanco son para Ernesto Valverde. «El trabajo que está haciendo el entrenador es extraordinario. El año pasado iba camino de ganar las tres competiciones y en Roma le pasó lo que a nosotros en Turín. Este año está en la final de la Copa del Rey, primero con la cantidad de puntos que nos lleva a nosotros y en la Champions en una situación importante. Es muy difícil estar en un equipo acostumbrado a ganar y seguir ganando siempre. Valverde está haciendo una temporada extraordinaria».