Fútbol

Cara a cara: ¿El fichaje de Neymar por el Madrid haría daño al Barça?

Si: Jaque mate al orgullo culé; José Luis Sánchez

¡¡Ay Soria!! Como culé de nuevo cuño que eres, sería precioso ver tu cara el día que Neymar se vistiera de blanco. Tienes que reconocerlo, el Real Madrid es el más grande, todos quieren jugar en el Bernabéu, es una realidad demostrada a lo largo de la historia. Schuster, Laudrup, Milla... ¡y los grandes Luis Figo y Ronaldo Nazario! La nómina es demoledora para el orgullo culé. Neymar empieza a flirtear, a hacer guiños, a lanzar mensajes encriptados. Florentino Pérez puede hacer jaque mate si suma al brasileño al proyecto madridista. Cada gran jugador tiene un sueño: llevar el escudo del doce veces Campeón de Europa.

A la tercera

El barcelonismo tiene que entenderlo. Neymar ha coqueteado demasiadas veces con el Madrid. Primero cuando era muy joven, pagó la inexperiencia y el vértigo a abandonar Brasil siendo imberbe. La segunda, con reconocimiento médico incluido, se frustró por las malas artes de Rosell y Bartomeu. Los juzgados han demostrado el juego sucio y Neymar terminó divorciándose de los directivos culés. Les pagó con la misma moneda. Cristóbal, ¿será el PSG un club puente? Ese pensamiento te atormenta, al igual que a miles de culés. A la tercera, ¿será la vencida? Tiene pinta, cambiar el azulgrana por el blanco es sinónimo de éxito.

Hasta Messi quiso ser blanco

Tu «shiquetito», tu jugador que «hace cosas» también estuvo cerca de cambiarse junto a Cristiano en Chamartín. Messi estaba dispuesto, quería quitarse la espina, como la tiene Maradona, de no haber lucido la elástica más famosa del mundo. Es más, que estén atentos, no ha firmado todavía y en 2018... todo puede pasar. Neymar puede dar el zarpazo definitivo a los culés. Saberse el segundo plato, un equipo para darse a conocer antes del gran salto. Cristóbal, reconócelo, hasta tú te acuestas todas las noches con una camiseta blanca... del Madrid. Como dijiste una noche en «El Chiringuito»: «¡Hala Madrid!»

No: Su mejor versión ya la vimos con el «shiquetito»; Cristóbal Soria

No voy a caer en el acoso y derribo que desde la capital de España se ha tenido estos años con Neymar. Ni me voy a sumar al deporte nacional de tirar por los suelos cualquier acto de un jugador que estaba llamado a suceder en el trono mundial a su Santidad Leo Messi. Tengo claro que la mejor versión de Neymar ya la hemos visto y disfrutado al lado del «Shiquetito», y que difícilmente la volveremos a ver, pues el nivel de exigencia de la liga francesa dista mucho de la española y eso va a ir alejando al brasileño del «crack» mundial que fue en el Barcelona.

Una utopía

A fecha de hoy, me parece una utopía pensar que Neymar pueda vestir la camiseta del «Real de Madrid», pero en este maravilloso mundo del fútbol cualquier cosa puede pasar. Quiero ver al delantero del PSG dentro de dos años, porque al menos estaremos de acuerdo, querido y entrañable José Luis Sánchez, que entonces quedará poco de aquel jugador que se vestía y duchaba al lado del mejor del mundo. En dos años, las continuas faltas de indisciplina dentro y fuera del terreno de juego se habrán convertido en una seña de identidad de Ney. Se me viene a la cabeza el «gran» Robinho.

Otro gatillazo

Quiero recordar a nuestros lectores que la persona que mejor conoce al capitán del «Real de Madrid», excluyendo por su puesto a Paqui, su madre, es quien escribe este artículo. Para eso mamó de mis pechos. Y por muchas puertas del club que le haya abierto Sergio Ramos, no veo a Neymar y sus «Toiss» en un vestuario donde el guión lo marca la arrolladora personalidad del sevillano. El gatillazo que dio en su momento el club merengue con Neymar puede quedarse en pañales: la «vikingada» anda con el paso cambiado valorando, ahora sí, al capitán de Brasil para llevar hasta las últimas consecuencias esa máxima de que todos los grandes quieren jugar en «Real de Madrid». ¡Ja, ja, ja! Como Mbappé...