El Chiringuito de Pedrerol: Guerra de egos en abierto

Tebas y Rubiales se pelean en Twitter por los horarios mientras Cristiano y Neymar se han ido de una Liga en la que los estadios no se llenan y hasta se caen

Luis Rubiales (izquierda), presidente de la RFEF, y Javier Tebas, su homólogo en la LaLiga / Efe
Luis Rubiales (izquierda), presidente de la RFEF, y Javier Tebas, su homólogo en la LaLiga / Efe

Tebas y Rubiales se pelean en Twitter por los horarios mientras Cristiano y Neymar se han ido de una Liga en la que los estadios no se llenan y hasta se caen.

Ayer, el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, escribía este tuit: «Si La Liga mantiene horarios disparatados, recuperaremos la competencia para la 19/20. Vergüenza para aficionados y gente del fútbol. A más de 30º no se puede jugar a determinadas horas. Golpes de calor por decenas.Inadmisible. ¡En la RFEF estamos hartos! Respetemos el fútbol». Rubiales adjuntaba la imagen de una mujer atendida por un sofoco en el Ciudad de Valencia durante el Levante-Sevilla. Sólo 22 minutos después, Javier Tebas, presidente de La Liga, respondía: «Amigo Luis Rubiales, mucha demagogia. Hoy en Aragón GP, 32° y 114.000 personas al sol disfrutando de las carreras, sin quejas.Por cierto, este agosto torneo de niños Evergrande RFEF, Las Rozas a 36º. No se puede recuperar lo que no es de uno».

Una lucha de poder

Es una guerra de egos. De poder. Rubiales es nuevo en esto y sabe que Tebas es un obstáculo para crecer. Y a Tebas sólo le falta manejar la Federación. Le falló la apuesta por su candidato para presidirla, Jorge Pérez.

¿Qué intereses hay? El famoso partido de Miami escenifica esa pelea. Hasta Florentino se ha posicionado en contra y ha insinuado que puede haber intereses ajenos al fútbol. Sería bueno que Tebas explicase cuál es la empresa que lo organizaría, por qué eligieron el Girona-Barça, o por qué tanto interés de Soriano, CEO del City, que es dueño del Girona. Queremos conocer esos «intereses».

Menos chapuzas

Lo de menos son los horarios que protagonizaron esa «Twitterbronca de ayer». En lo que menos piensan ambos es en el aficionado. Es el gran desamparado. Deben también preocuparse por asuntos importantes, como el VAR. No saben ni cómo marca la línea del fuera de juego esa máquina milagrosa que «El Chiringuito» ha desmontado, revelando que mide la posición de los jugadores con parámetros mal calculados. El sábado, tras nuestra denuncia, tardaron minuto y medio en conceder el gol de Asensio.

El fútbol es caro

Que se preocupen también por la asistencia a los estadios, que ha descendido. Por los horarios y los precios. El fútbol es de la gente, pero si quieres ver los partidos por la tele, te gastas 80 euros al mes o te quedas con las ganas. Que si el partidazo, que si la Champions... todo de pago. Un partido en abierto, sí. Una propinilla con el duelo menos atractivo de la jornada que no llega ni al 3% de audiencia. Están invitando a la gente a sentarse 15 en un salón y no ir más al fútbol.

Pensad en el aficionado

Que se peleen por el calor o por las carreras de motos, pero que no descuiden lo realmente importante. En dos años, los jeques han roto el mercado y se nos han ido Cristiano y Neymar mientras Rubiales y Tebas se mandan cartas de ida y vuelta. Y tuits. Es la imagen de nuestra Liga, la que dicen que es la mejor del mundo. Dos presidentes a la gresca, estadios que se caen, terrenos de juego impracticables. Que se sienten a hablar. Y que piensen por una vez en el aficionado.