Deportes

El cambio de imagen de Ryan Lochte en apenas dos meses: 10 kilos menos

Ryan Lochte es una de las grandes leyendas de la historia de la natación. Ganador de 12 medallas olímpicas, seis de ellas de oro, entre Atenas 2004 y Río 2016, ha sido uno de los grandes rivales de Michael Phelps y está dispuesto a disputar sus quintos Juegos en Tokio. Nadie lo hubiera dicho hace nada. A principios de agosto volvió a la competición tras 14 meses que le metió de sanción la USADA, la agencia antidopaje de su país, por una inyección intravenosa que estaba prohibida. Eso sí, nunca dio positivo. Lochte acababa de salir de otro escándalo, de otra pena de 13 meses después de que en los Juegos de Río se inventara un atraco junto a unos compañeros para justificar los destrozos que hicieron en una gasolinera para celebrar sus triunfos.

Publicidad

Parecía otro deportista caído en desgracia. En su reaparición en los nacionales de EE UU se impuso en los 200 estilos, prueba en la que tiene el récord del mundo, logrado en 2011. Ganó con un registro aceptable, aunque pobre para él. Y su aspecto físico le mostraba con algunos kilos de más y un poco de tripita. Pero el 22 de octubre sorprendió a todo el mundo mostrando su nuevo aspecto en Instagram: asegura que ha perdido 21 libras (unos 10 kilos) y sus abdominales vuelven a aparecer. «No sólo es mi objetivo hacer mis quintas olimpiadas, sino que sería un honor representar a Estados Unidos en Tokio el próximo verano», escribió el nadador de 35 años.