El Chiringuito de Pedrerol: «Por los suelos»

Messi es la imagen de la impotencia, la de un equipo envejecido que sabe que ha llegado el fin de ciclo

La imagen de Messi sobre el césped refleja su impotencia y la del Barcelona
La imagen de Messi sobre el césped refleja su impotencia y la del Barcelona

Sin ideas, sin recursos, sin salida... El Barça es un equipo agotado física y anímicamente. El sábado dispuso de ocasiones para marcar, pero volvió a mostrar la imagen de quien ha dejado de creer en sus posibilidades, de quien ha perdido pasión por el juego, de quien se sabe en decadencia. ¿Dónde está la magia?, ¿dónde ha quedado el toque paciente e implacable que le hacía temible en todo el mundo?, ¿y dónde las ganas de ganar, la ilusión por jugar?

- Leo no cree en el proyecto

Messi transmite la imagen del desencanto. El argentino es una sombra del futbolista imaginativo, veloz, capaz de resolver un partido por sí solo. Se muestra cansado, sin capacidad de reacción. Ya no cree en un proyecto que parece dar sus últimos coletazos. Guardiola avisó antes de marcharse. Había que hacer una limpieza en el vestuario. Algunos futbolistas no mostraban el compromiso necesario para afrontar el futuro. Pep señaló a Piqué, Alves y Cesc. Pero no quiso ser él quien llevase a cabo una revolución ciertamente traumática. Prefirió tomarse un año sabático lejos de Barcelona para afrontar un periodo de tiempo lejos del club de su vida, sin ataduras sentimentales de ningún tipo.

- La sombra de Laporta y Cruyff

Rosell y los suyos no entendieron el mensaje. El miedo al entorno les ató de pies y manos. La sombra de Laporta y Cruyff era alargada. No querían hacer ruido y optaron por una decisión política. Mantuvieron a Tito Vilanova, aunque sus problemas de salud llevaron a la institución a una situación que requería decisiones valientes. No fue así. Zubizarreta prefirió mantenerse en un segundo plano y seguir las consignas de un presidente que sólo tenía la obsesión de fichar a Neymar, una obsesión que le llevó a abandonar el cargo.

- Futbolistas envejecidos

El Tata se ha encontrado con un club desordenado, con futbolistas que parecen haber envejecido de manera alarmante en un tiempo récord. Su estrella, Messi, sufre en el campo y no se siente valorado por los que mandan. Y Neymar no sólo ha dejado de sonreír, sino que se muestra desquiciado, como la otra tarde en Granada.

w Adiós a una época dorada

Es el fin de ciclo, ahora sí. Acaba una etapa dorada en un Barcelona que brilló y conquistó títulos con Guardiola en el banquillo. Hay que hacer cambios en una plantilla demasiado acostumbrada a ganar, pero ya sin capacidad de motivación para seguir compitiendo al máximo nivel para las próximas temporadas. Y a todo esto llega la sanción de la FIFA que amenaza con dejarle sin fichar. Menudo panorama... El miércoles se juega la final de Copa. Ganar al Madrid no salvaría una temporada caótica, aunque haría la transición menos traumática.