El ejemplo de Italia

La cuádruple campeona del mundo eliminó a España de la Eurocopa jugando como un equipo y en eso quiere convertir Lopetegui a la Selección, que hoy disputa en Turín lo más parecido al primer partido del Mundial de Rusia.

La cuádruple campeona del mundo eliminó a España de la Eurocopa jugando como un equipo y en eso quiere convertir Lopetegui a la Selección, que hoy disputa en Turín lo más parecido al primer partido del Mundial de Rusia.

«Es la selección más parecida a un equipo que hay. Es muy compacta», advertía Julen Lopetegui al anunciar la lista de convocados para enfrentarse a Italia. Antonio Conte trabajó con la base defensiva que ya había dirigido en la Juventus: Buffon, Barzagli, Bonucci y Chiellini, que permanecen en el fondo del equipo italiano con Ventura. Aunque Chiellini está sancionado y no podrá jugar hoy. A partir de ahí Conte estableció un sistema de juego solidario, en el que todos se conocen y todos colaboran con todos. Un equipo trabajado que eliminó a España en los octavos de final de la Eurocopa y llevó a Alemania hasta los penaltis para decidir el pase a semifinales. Ése es el grupo que ha heredado y que conserva el veterano Giampiero Ventura, que encontró el éxito en el otro lado de la ciudad, en el Torino, y que con 68 años lo disfruta también ahora.

«Italia lleva años jugando con una filosofía parecida desde Prandelli. Ventura ha sido alabado por jugar con ese sistema, y aunque tiene sus matices, la idea y las soluciones son parecidas. Es un equipo que lleva años jugando con mentalidad colectiva, con automatismos de equipo ejecutados por jugadores de muchísima calidad», explica Lopetegui. El rival de hoy es el ejemplo para el seleccionador, que quiere que España se comporte como un equipo, igual que sucedía cuando encadenó dos Eurocopas y un Mundial entre 2008 y 2012. En los dos encuentros que disputó en la anterior jornada de selecciones apenas hizo cambios. Sólo modificó el lateral derecho y el delantero, donde Diego Costa y Morata parecen destinados a turnarse. Igual que Carvajal y Sergi Roberto en el lateral derecho dependiendo de la exigencia del rival.

«Cada seleccionador lo que tiene que buscar es crear en la Selección un equipo. Es el objetivo, es la clave para que el grupo esté unido. Julen tendrá sus jugadores predilectos, a algunos ya los conoce de la sub’21, sabe que les puede sacar un rendimiento importante y es respetable que así sea», explica Pepe Reina. Lopetegui ha convocado ya a nueve futbolistas de los que fueron campeones de Europa sub’21 con él al mando en 2013: De Gea, Bartra, Carvajal, Íñigo Martínez, Nacho, Koke, Thiago, Isco y Morata. Y en su debut en el banquillo ante Bélgica, cinco de ellos fueron titulares. Algunos de ellos ni siquiera son titulares en su equipo, como sucede con Isco y Nacho en el Real Madrid. Pero Lopetegui valora la confianza que le dan y lo que le han ofrecido en momentos anteriores. «No juega, pero a mí me gusta y en la suma y resta ésa, hemos pensado que debe venir. Hemos tomado esa decisión a pesar de jugar poco, creemos que nos puede ayudar», dice el seleccionador sobre Isco. «Nos gustaría que los que vienen jugaran mucho, pero al final traemos a los que nos parecen mejor», añade.

Los últimos en incorporarse fueron Íñigo Martínez y Ander Herrera, que se estrena en una convocatoria de la Selección absoluta. Para guiarlos, Lopetegui sigue contando con Iniesta, que se perdió la primera convocatoria por lesión, Sergio Ramos, Silva, Busquets y Piqué. Y han desaparecido algunos veteranos, como Cesc Fábregas, al que le cuesta ser protagonista en el Chelsea, y su compañero Pedro, que ya advirtió en la Eurocopa de que se replantearía su futuro en la Selección si sólo iba para hacer grupo. El nuevo seleccionador no le encuentra sitio ni en el equipo titular ni en el banquillo.

Con la base de la sub’21 que dirigió Lopetegui en 2013 afronta España el primer partido grande de la nueva era. Un partido que mide el nivel de la nueva Selección. «Es un partido muy importante para la clasificación. De ganarlo te coloca en una muy buena posición y ése es el objetivo. Sabemos que es el rival directo por la clasificación y queremos hacerlo bien», asegura Reina. En el recuerdo, además, está la eliminatoria de la pasada Eurocopa, cuando España se quedó fuera mucho antes de lo acostumbrado en los torneos anteriores. Pero no se trata de una revancha. «Su historia, sus títulos, siempre llegando a fases finales con un modelo de juego definido... Todo eso pesa. Ya sabemos cómo es Italia», asegura Piqué.