Deportes

El Valencia remonta para soñar

Se jugará la clasificación en las dos últimas jornadas con Chelsea y Ajax

El Valencia sigue muy vivo. La remontada ante el Lille en menos de 20 minutos permite al equipo de Celades llegar a las dos últimas jornadas con las opciones intactas para clasificarse e incluso para ser primero. ¡Y qué dos jornadas! El Chelsea, que se partió la cara con el Ajax en Stamford Bridge (4-4), tiene que visitar Mestalla. Los de Celades ganaron (0-1) en Londres y cerrarán la primera fase ante el Ajax en Ámsterdam.Ajax, Chelsea y Valencia se jugarán las dos plazas que llevan a octavos de final.

Publicidad

El Lille es una ganga como visitante esta temporada. Los franceses son tan atrevidos, casi temerarios, como inseguros atrás y les bastó con aprovechar un error en el pase de Parejo para marcar. Pérdida en el centro del campo equivale a peligro ante un equipo vertiginoso. La estampida de Osimhen fue inalcanzable para los centrales valencianistas y la salida de Cillesen terminó con el balón pasando entre sus piernas. Y eso que el Valencia estaba avisado. En pocos partidos lo pasó tan mal como en su visita a Lille. Sufrió 27 disparos y terminó empatando de milagro.

La historia cambió en Mestalla.El Valencia fue capaz de sobreponerse a los milagros de Maignan en el último tramo de la primera parte y a un par de sustos a Cillessen en el comienzo de la segunda. Necesitó un favor de Fonte para empatar. El portugués cometió un penalti que no admitía discusión. La posición de su brazo era antinatural y Parejo se encargó de ejecutar a lo Panenka. Fue el gol que necesitaba el Valencia para acallar los primeros pitos que ya sonaban en Mestalla. La derrota, las protestas contra Lim... lo habitual. Había tiempo de sobra para culminar la remontada. Y tanto. Una incursión de Gayá terminó golpeando en Sumaoro y el balón se coló mansamente en la portería francesa. Para evitar sobresaltos, Kondogbia se inventó un zapatazo desde fuera del área que se coló por la escuadra de Maignan.

El Valencia se sobrepuso a casi todo ante el Lille. Al recuerdo del agobio sufrido en el anterior partido; al vicio de ser incapaz de mantener su portería a cero; al gol encajado en la primera parte; a los pitos... El cuarto de Ferrán cerró una noche que permite soñar a los de Celades.