Así vivió Ronaldo los últimos minutos de la final de la Eurocopa

El jugador, lesionado y en el banquillo, se levantó, dio instrucciones, arengó a los jugadores e hizo las labores del entrenador, Santos

Fernando Santos y Cristiano Ronaldo gritan instrucciones a los jugadores de Portugal.
Fernando Santos y Cristiano Ronaldo gritan instrucciones a los jugadores de Portugal.

Cuando acabaron los noventa minutos, Cristiano Ronaldo fue a animar a sus compañeros, tirados sobre el césped, buscando un poco de aire, algo de descanso. CR7 cojeaba un poco, pero no paraba quieto. En el descanso había dado un discurso a sus compañeros para convencerles de que era posible ganar; en el final del tiempo reglamentario continuó con su discurso y durante la prórroga parecía el segundo del técnico, Fernando Santos.

Divino @Cristiano Ronaldo...pic.twitter.com/KBRPRDiWra

Daba indicaciones, gritaba, pedía que se fueran atrás, se lamentaba. No podía parar de emoción o de inquietud. Cuando el partido se acercaba al final y Portugal tocaba el trofeo, viéndolo tan cerca, CR7 empujaba a Fernando Santos, miraba a todos lados, sin poder controlar su felicidad.