0-3. Gales, primera; Bale, pichichi

Gareth Bale celebra un gol con  Aaron Ramsey
Gareth Bale celebra un gol con Aaron Ramsey

La selección de Gales, con el magisterio de Aaron Ramsey y la velocidad de Gareth Bale venció 0-3 a la de Rusia en Toulouse, consiguió un histórica clasificación para los octavos de final de la Eurocopa de Francia, mientras que Rusia, con un solo punto en el grupo B, quedó eliminada.

Gales es entusiasmo y fe; está en ese momento vital en el que te crees capaz de conseguir todo lo que te propones. Gales es Ramsey y Bale. Poco más. Pero más que suficiente con eso. Ya les gustaría a otras selecciones contar con dos futbolistas así, que te llevan a la Eurocopa y que te clasifican para los octavos como primera de grupo, por encima de Inglaterra, por ejemplo. O por encima de Rusia, aunque los rusos no sean nadie ahora mismo en el mundo del fútbol.

Por eso ayer ganó con tanta facilidad la selección galesa: porque es la cara y el optimismo y Rusia es la cruz y la oscuridad, pese a que dentro de dos años organiza el Mundial y se supone que eso debería haber impulsado el fútbol de su país. Antes, pese a una falta de carácter histórica, siempre tenía un futbolista diferente, alguien con quien dar un poco de miedo al rival y un poco de vuelo al equipo. Ahora no tiene nada. Se va de la Eurocopa goleada y sin saber qué va a hacer estos dos años hasta que sea la organizadora de un torneo.

Gales, en cambio, continúa. Ayer jugó con ambición e inteligencia: se aprovechó de los fallos rusos en la salida de balón para empezar a ganar y con la clase de Ramsey y el buen sentido del fútbol que tiene Bale. El madridista juega y marca. Pase lo que pase, con sus goles en la fase de grupos ya ha dejado su huella en la competición. Es la guinda a un año fenomenal en el Real Madrid. Sin necesidad de tener un equipo de calidad, el conjunto británico superó a un rival que no supo qué hacer para evitar los goles. Rusia se va. Gales va hacia la gloria. El entusiasmo, a veces, puede con casi todo.

- Ficha técnica:

0 - Rusia: Akinfeev; Smolnikov, Vassily Berezutski (Aleksey Berezutski, m.49), Ignashevich, Kombarov; Mamaev, Glushakov; Smolov (Samedov, m.70), Shirakov (Golovin, m.52), Kokorin; Dzyuba.

3 - Gales: Hennessy; Gunter, Chester, Williams, Davies, Taylor; Allen (Edwards,m.74), Ledley (King, m.76), Ramsey; Bale (Church, m.86) y Volkes.

Goles: 0-1, m.11: Volkes, 0-2, m.20: Taylor. 0-3, m.68: Bale.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia). Amonestó a los rusos Mamev y a los galeses Volkes

Incidencias: Partido de la tercera jornada del Grupo B de la Eurocopa disputado en el estadio de Toulouse ante 28.840 espectadores.

EFE