Deportes

Hay “caso Alonso” en Alpine

El piloto español termina contrato a final de año y el equipo siembra dudas sobre su renovación. Los plazos de la escudería y del bicampeón del mundo no coinciden

Fernando Alonso, el pasado fin de semana en Barcelona
Fernando Alonso, el pasado fin de semana en Barcelona FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Fernando Alonso tiene marcados unos tiempos. Y Alpine otros que no son, ni siquiera, parecidos. El asturiano tiene uno o dos años más de F-1 al nivel que puede estar ahora. Sin embargo, la escudería francesa no llega a tiempo para tener un coche competitivo. El famoso “Plan” no se puede llevar a cabo en los plazos que quería Alonso. Porque en la F-1 las cosas van muy despacio. Ganar una décima son meses y meses de trabajo y afinar la estructura de un equipo requiere mucha inversión, mucho tiempo y mucho acierto. Y en esta situación se encuentran Alonso y Alpine.

El asturiano acaba contrato dentro unos meses, a final de temporada, y las renovaciones se suelen producir en verano. Para muchos aficionados es difícil entender que el equipo galo siembre dudas sobre la continuidad del piloto español. Alonso cumple 41 años en el mes de julio y su rendimiento es muy bueno, pero no se sabe cómo será en los próximos dos años. Le está ocurriendo a Hamilton. Se ha encontrado con un coche complicado desde las primeras carreras y su motivación ha caído. Sin embargo, su compañero Russell le está sacando lo máximo al Mercedes para sumar el mayor número de puntos y se podría decir que todavía forma parte de la terna de pilotos que optan al título. Ha minimizado daños, todo lo contrario que Hamilton, que el domingo en Barcelona ante el más mínimo problema sugirió retirarse. Al final acabó quinto.

El problema que tiene Alpine es que su piloto reserva, el australiano Oscar Piastri, es una de las más brillantes joyas que han salido en los últimos años de la cantera de pilotos. Ganar la F3 y la F2 en su primera participación es algo colosal. Tiene 21 años y es el futuro de Alpine. Si no sube a la F-1 el próximo año podría deshacer su acuerdo con la escudería y eso significaría un fracaso para la compañía francesa. Por eso, Luca de Meo, CEO del grupo Renault y muy implicado en la escudería de F-1, sembró la duda sobre la renovación de Alonso a la pregunta de Albert Fabrega en Dazn. De Meo afirmó que debían buscar soluciones a los tres pilotos que tienen en la actualidad. La vía más adecuada sería buscar un asiento a Piastri como cedido en equipos como Williams o Haas. Pero un asiento de estos cada vez es más caro y en Alpine no están por derrochar dinero. Ocon es más joven, va por delante de Alonso en 2022 con mucha diferencia de puntos y, además, tiene contrato hasta 2024.

El asturiano sí depende de lo que ocurra con Piastri a menos que haya buscado otras opciones en otros equipos, algo que no parece fácil. Piastri es el futuro para cuando Alpine consiga un buen coche y eso, como dijo su actual jefe de equipo, Otmar Szafnauer, ocurrirá dentro de 100 carreras, es decir, en tres o cuatro temporadas. Y para entonces, Alonso ya no estará y sí lo hará Piastri, que debe prepararse bien para cuando llegue ese momento. Alpine sabe que todavía no está para ganar, pero no quiere perder a Piastri. Aunque eso signifique sacrificar a Alonso. Con un coche malo, como lo era el McLaren-Honda, sumar puntos es imposible. En este escenario, Alpine prefiera mirar al futuro.