Champions League

2-1. Cavani encuentra la diferencia

Criticado en París, aparece para convertir en una pequeña ventaja la superioridad del PSG. El gol de Mikel endulza la primera derrota de Hiddink con un Chelsea apoyado en Courtois

Edinson Cavani (c) de París Saint Germain celebra el 2-1 con sus compañeros Marquinhos (d) y Marco Verratti (i)
Edinson Cavani (c) de París Saint Germain celebra el 2-1 con sus compañeros Marquinhos (d) y Marco Verratti (i)

Criticado en París, aparece para convertir en una pequeña ventaja la superioridad del PSG. El gol de Mikel endulza la primera derrota de Hiddink con un Chelsea apoyado en Courtois

La noche del Chelsea en París sólo se convertía en tranquila cuando se atrevía a tener y tocar la pelota y cuando Courtois se hacía gigante ante los delanteros rivales. El resto de tiempo, que fue bastante, los de Guus Hiddink sufrían para contener al PSG, más poderoso en estos tiempos que el conjunto inglés y más decidido a sentenciar la eliminatoria en casa y llegar lejos en esta Liga de Campeones.

La convocatoria de los franceses en cada partido es una colección de estrellas, que empieza en la defensa y sigue hasta el banquillo. Lavezzi puede acabar en China y ayer miraron desde fuera los primeros 75 minutos talentos como Pastore o Cavani. El primero entró para aumentar una diferencia que sólo el segundo había sido capaz de encontrar. El uruguayo, pitado en el choque anterior de Ligue1 por su propio público, no necesitó más de un par de minutos para encontrar el hueco que a sus compañeros le había negado hasta entonces Courtois. Dibujó un desmarque de manual entre el central y el lateral izquierdo y esperó que le cayera una pelota perfecta enviada desde la bota de Di María. Ni que controlarla tuvo el delantero, que cruzó por debajo del guardameta del Chelsea.

«Una noche absolutamente fantástica», decía Cavani, feliz por ser el culpable de que los parisinos se llevaran una ventaja para la vuelta, aunque fuera menor de la que habían merecido. El Chelsea se había mantenido en pie hasta ese momento, aunque tras el descanso sudó para no derrumbarse. Subió el ritmo el equipo local, que acorraló a su rival al ritmo que marcaban Verrati y Matuidi y bajo la batuta de Di María, tan incansable como siempre. Un par de pases filtrados estuvieron cerca de encontrar el objetivo, pero sólo funcionó cuando entró Cavani. En ese momento, los londinenses ya soñaban con un empate que era más de lo que habían imaginado. Les costó creerse que podían hacer algo más que defenderse. Les dio por tocar en un par de ocasiones al comienzo y tembló el PSG. Trapp sacó una mano imposible a un cabezazo de Diego Costa y la fórmula también funcionó tras el primer golpe de Ibrahimovic, que sacó por bajo una falta convertida en gol tras un rebote en la barrera. Se repuso el Chelsea de la mejor manera: con un gol al filo del descanso. Oro puro para un equipo sometido buena parte del tiempo, pero que llega muy vivo a la vuelta y no lo hace en ventaja porque la pólvora de Cavani encontró la diferencia.

- Ficha técnica:

2 - París SG: Trapp; Marquinhos, David Luiz, Thiago Silva, Maxwell; Matuidi (Pastore, m.81), Verratti (Rabiot, m.81), Thiago Motta; Lucas Moura (Cavani, m.74), Ibrahimovic, Di María

1 - Chelsea: Courtois; Azpilicueta, Ivanovic, Cahill, Baba Rahman; Mikel, Fabregas; Pedro, Willian, Hazard (Oscar, m.71); Diego Costa.

Goles: 1-0, m.39: Ibrahimovic; 1-1, m.46: Mikel; 2-1, m.78: Cavani

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (ESP), amonestó a los locales Lucas e Ibramovic y a los visitantes Pedro y Mikel

Incidencias: Encuentro de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Parque de los Príncipes de París ante unos 60.000 espectadores. EFE