Deportes

Abramovich pone en venta el Chelsea y donará el dinero a las víctimas de Ucrania

El multimillonario ruso lo confirma en un comunicado publicado este miércoles en la web del club

Roman Abramovich, propietario del Chelsea.
Roman Abramovich, propietario del Chelsea. FOTO: ANDY RAIN EFE

Roman Abramovich ha puesto en venta el Chelsea. El propio empresario ruso lo confirmó en un comunicado en la tarde de este miércoles, después de que lo adelantara el diario The Telegraph. Esa información ya había sido confirmada por las declaraciones del multimillonario suizo Hansjörg Wyss, de 86 años, quien aseguró en una entrevista con el diario helvético Blick que el martes recibió una propuesta para comprar el club inglés. El medio británico anunció que Abramovich recibirá esta semana tres ofertas para vender el Chelsea.

El pasado sábado, Abramovich cedió “a los fideicomisarios de la Fundación benéfica del Chelsea la administración y el cuidado” del club. Sin embargo, al menos dos de los seis fideicomisarios encargados de administrar el Chelsea consideraron renunciar a sus funciones debido a la incertidumbre sobre esa operación, lo que provocó que se empezara a considerar la venta del club.

“Me gustaría abordar la especulación en los medios de los últimos días en relación con mi propiedad del Chelsea FC. Como he dicho antes, siempre he tomado decisiones pensando en el mejor interés del club. En la situación actual, por lo tanto, he tomado la decisión de vender el club, ya que creo que es lo mejor para el club, los fanáticos, los empleados, así como los patrocinadores y socios del club”, expresó Abramovich en el comunicado.

“La venta del club no será acelerada sino que seguirá el debido proceso. No pediré que se pague ningún préstamo. Esto nunca ha sido por negocios ni por dinero para mí, sino por pura pasión por el juego y el club. Además, he dado instrucciones a mi equipo para que establezca una fundación benéfica a la que se donarán todas las ganancias netas de la venta. La fundación será en beneficio de todas las víctimas de la guerra en Ucrania. Esto incluye proporcionar fondos críticos para las necesidades urgentes e inmediatas de las víctimas, así como apoyar el trabajo de recuperación a largo plazo. Tengan en cuenta que esta ha sido una decisión increíblemente difícil de tomar y me duele separarme del club de esta manera. Sin embargo, creo que esto es lo mejor para el club”, continuó.

Espero poder visitar Stamford Bridge por última vez para despedirme de todos ustedes en persona. Ha sido el privilegio de mi vida ser parte del Chelsea FC y estoy orgulloso de todos nuestros logros conjuntos. El Chelsea Football Club y sus seguidores siempre estarán en mi corazón”, terminó el empresario ruso.

Abramovich compró el Chelsea en 2003 por 140 millones de libras y, según los medios británicos, ha llegado a rechazar ofertas por 2.200 millones. En ese comunicado, el ruso confirmó que el nuevo propietario no tendrá que asumir la deuda de 1.500 millones que el club tiene con él.

La presión sobre Abramovich ha ido en aumento desde que el diputado del partido laborista Chris Bryant pidiera en la Cámara de los Comunes que se requisaran los bienes de Abramovich en el país como consecuencia de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Además del Chelsea, el ruso posee, entre otros activos, una mansión valorada en más de 135 millones de euros en el centro de Londres. Bryant aseguró que Abramovich está “vendiendo activos porque está aterrorizado con la posibilidad de ser sancionado”.

En esa misma línea se manifestó el suizo Hansjörg Wyss: “Abramovich es uno de los asesores y amigos más cercanos de Putin. Como todos los demás oligarcas, también está en pánico. Abramovich está tratando de vender todas sus villas en Inglaterra. También quiere deshacerse del Chelsea rápidamente. Otras tres personas y yo recibimos una oferta el martes para comprar Chelsea”.

“Tengo que esperar cuatro o cinco días ahora. Abramovich actualmente está pidiendo demasiado. A día de hoy, no sabemos el precio de venta exacto. Me imagino muy bien empezar en el Chelsea con socios. Pero primero tengo que examinar las condiciones generales. Pero lo que ya puedo decir es que definitivamente no estoy haciendo esto solo. Si compro el Chelsea será con un consorcio formado por seis o siete inversores”.