Deportes

Primer futbolista diagnosticado con ETC: la enfermedad que ha convertido a deportistas en asesinos y suicidas

Scott Vermillion, fallecido en 2020 sufría encefalopatía traumática crónica y se ha convertido en el primer caso conocido de esa enfermedad cerebral en el fútbol

Scott Vermillion
Scott Vermillion FOTO: Twitter larazon

El defensor Scott Vermillion sufrió encefalopatía traumática crónica y se convirtió en el primer caso conocido de esa enfermedad cerebral degenerativa en la MLS y en el futbol mundial, de acuerdo con el diagnóstico anunciado ayer por los investigadores.

El día de Navidad de 2020, Vermilion, un ex-jugador de la MLS fallecía a los 44 años de edad. Las causas principales apuntaban al alcohol y medicamentos. Al menos eso dijo la familia. Sin embargo, las investigaciones han demostrado algo muy diferente.

El Centro de Encefalopatía Traumática Crónica de la Universidad de Boston dijo que Vermillion, que falleció a los 44 años de una sobredosis en diciembre de 2020, tuvo ETC. Aunque no es posible atribuir ningún caso individual a una causa, la enfermedad fue relacionada con repetidos golpes en la cabeza.

Vermillion, que milito con los Wizards de Kansas City, los Rapids de Colorado y el D.C. United, es el primero al que determinan la enfermedad en la MLS.

“El señor Vermillion nos ha mostrado que los jugadores de fútbol enfrentan el riesgo de sufrir ETC”, dijo la doctora Ann McKee, directora del Centro ETC de la Universidad de Boston. “Necesitamos hacer todo lo posible para identificar a los jugadores que lo padecen y brindarles compasión y el apoyo médico adecuado”.

Después de retirarse en 2001 debido a una lesión en un tobillo, le vino la depresión, tuvo problemas de control e impulsividad, y de agresividad, dijo su familia. A la larga, Vermillión sufrió pérdida de memoria y tuvo problemas de abuso de sustancias. Todo esto se atribuye a la ETC, a la que se relaciona con conmociones cerebrales muy vinculadas a deportes de choque y de contacto: boxeo, fútbol americano, hockey y el fútbol.

Esta enfermedad destruye familias, no sólo familias del fútbol, dijo el padre del jugador.

¿Qué es la ETC?

La encefalopatía traumática crónica (ETC) es una enfermedad cerebral degenerativa que se encuentra en atletas, veteranos militares y otras personas que han sufrido un historial de trauma cerebral repetitivo. Algunos de los síntomas de esta enfermedad degenerativa cerebral son arrebatos de ira y pérdida de memoria.

La segunda etapa de esta enfermedad está vinculada con anormalidades cognitivas y conductas, como agresión, reacciones impulsivas, depresión, paranoia, ansiedad, pobre función ejecutiva y pérdida de memoria, continuó McKee quien además subrayo que los exámenes realizados al cerebro de Adams demuestran que su caso es “inusualmente más grave” que el de otros deportistas al afectar a ambos lóbulos frontales.

Su gravedad es tal que grandes deportistas que se convirtieron en asesinos o suicidas de la noche a la mañana fueron diagnosticados con ETC. Estos son cinco de los casos más escalofriantes:

1. Phillip Adams

Phillip Adams
Phillip Adams FOTO: La Razón La Razón

En abril de 2021, el exjugador de la NFL Phillip Adams protagonizó un tiroteo en Estados Unidos en el que fallecieron cinco personas, entre ellas dos niños, en el interior de un domicilio en Rock Hill, en el estado de Carolina de Sur. Adams, que jugó en San Francisco 49ers, New England Patriots, Seattle Seahawks, Oakland Raiders, Seattle Seahawks, New York Jets y Atlanta Falcons, se suicidó una tras llevar a cabo la masacre. Según fuentes policiales, el ex de la NFL entró por la fuerza en el domicilio de Robert Lesslie, un médico conocido en la zona. Posteriormente Adams disparó contra el doctor, su esposa y dos de sus nietos, Además efectuó disparos contra dos operarios que se encontraban en la casa.

Tras estudiar su cerebro durante meses, las investigaciones arrojaron un preocupante diagnóstico. La autopsia reveló un grave daño cerebral en el lóbulo frontal del ex jugador de la NFL y la doctora Ann McKee, encargada de examinar su cerebro confirmaba que padecía ETC.

2. Aaron Hernández

Aaron Hernández
Aaron Hernández FOTO: Archivo La Razon

Investigadores de la Universidad de Boston revelaron que en el momento de su suicidio, Aaron Hernandez sufría un cuadro severo de encefalopatía traumática crónica (CTE). Este jugador estrella de la NFL pasó de firmar un contrato millonario de 40 millones de dólares con los Patriots y jugar una SuperBowl a ser condenado a cadena perpetua por asesinato.

El cuerpo de Odin Lloyd apareció tiroteado en una zona cercana a la casa de Aaron la madrugada del 17 de junio de 2013. Hernandez fue juzgado y condenado en 2015 a cadena perpetua. Dos años más tarde, se quitó la vida en la cárcel de máxima seguridad de Shirley, Massachussets. Tenía 27 años. Unos días antes había sido declarado inocente de dos asesinatos más, previos al de Lloyd, por falta de pruebas evidentes. Aunque había indicios muy claros.

La historia de Aaron Hernández dio pie a libros, programas de televisión y documentales. Tiempo después, se conoció mediante el trabajo periodístico de The Boston Globe que tanto él como su madre eran golpeados por su padre, además había sido abusado sexualmente cuando era pequeño y luchaba con su identidad sexual, ya que tuvo una relación con un mariscal de campo en la secundaria llamado Dennis SanSoucie. Su impactante historia quedó recogida en el documental de Netflix “El asesino oculto: En la mente de Aaron Hernandez”.

3. Dave Duerson

Dave Duerson
Dave Duerson FOTO: @Youtube larazon

Ganó el Super Bowl en 1985 mientras jugaba con los Chicago Bears. Dave Duerson jugó en la NFL durante 11 temporadas, siete de las cuales fueron con los Bears antes de retirarse tras una carrera impresionante en 1993. En 2011 acabó con su vida. Tanía 50 años. Era consciente de que sufría de un trauma cerebral severo porque cuando se suicidó, dejó una nota pidiendo que su cerebro fuera entregado al Banco de Cerebros del Estudio de Encefalopatía Traumática de la NFL. Se pegó un tiro en el pecho, presumiblemente para no destruir su cerebro. Su cerebro fue estudiado y de hecho se demostró que sufría CTE.

4. O.J. Simpson

O.J. Simpson
O.J. Simpson FOTO: Archivo La Razon

¿Podría O.J Simpson ser otra víctima de CTE? Sin duda su caso es el más famoso de la historia criminal del Deporte. El ex legendario running back de los Buffalo Bills fue uno de los mejores jugadores en su posición durante la década de los 70, pero su vida acabó en tragedia.

En 1994, fue acusado de asesinar a su segunda esposa, Nicole Brown, y al amigo Ronald Goldman, quienes aparecieron fuera de la vivienda de su ex mujer. Ella decapitada, con los ojos morados y los labios rotos. Él, golpeado y apuñalado 19 veces. El Juicio del Siglo, como se lo conoció mediáticamente, se estiró desde enero de 1995 hasta octubre de ese mismo año.

Con pruebas en su contra, contrató un equipo de abogados y, después de varios juicios, en 1995 fue declarado inocente a pesar de que los testigos aseguraban que era un hombre violento y celoso. Se llegaron a registrar varios llamados de la mujer al 911 por maltratos. Años después sería acusado de robo y secuestro y sería condenado a nueve años de prisión.

Bennet Omalu, el médico que identificó por primera vez el CTE, sugirió en 2016 que Simpson podría sufrir CTE. ‘Apostaría mi licencia médica’, dijo tajante Omalu en una entrevista con ABC News.

5. Jovan Belcher

Jovan Belcher
Jovan Belcher FOTO: Archivo La Razon

En diciembre de 2012, Jovan Belcher, jugador de los Kansas City Chiefs, un equipo de la primera división de la Liga de Fútbol Americano de Estados Unidos, se disparó un tiro en la boca a la entrada de las instalaciones del club minutos después de haber matado a su novia. El entrenador, el director general y varios miembros de la franquicia, que habían tratado previamente de disuadir al deportista, estaban presentes cuando éste se quitó la vida.

De acuerdo con el Departamento de Policía de Kansas City, sobre las siete de la mañana del 1 de diciembre de 2012, Belcher, de 25 años, inició una discusión con su novia en la residencia que ambos compartían. 50 minutos más tarde, éste comenzó a disparar a su compañera, delante de la madre del jugador, que se había trasladado a la ciudad para visitar a la pareja y a su hija de tres meses. La joven fue trasladada al hospital donde falleció.

Tras disparar a la mujer, Belcher se dirigió al estadio de los Chiefs para acudir a la sesión de entrenamiento y allí se quitó la vida. Una autopsia del cerebro de Belcher reveló que sufría ETC lo que había provocado graves lesiones cerebrales.

6. Cubo Junior

Junior Seau
Junior Seau FOTO: Twitter larazon

El jugador de fútbol americano Junior Seau se pegó un tiro en el pecho en mayo de 2012. El cerebro del jugador de 43 años fue examinado post-mortem a instancias de su familia. Los médicos descubrieron que padecía CTE.

``Creo que es importante que todos sepan que Junior sí sufrió de CTE ‘’, dijo Gina Seau. ‘Es importante que tomemos medidas para ayudar a estos jugadores. Ciertamente no queremos que algo así le vuelva a pasar a ninguno de nuestros atletas ‘’.

Seau se había pegado un tiro en el corazón y, a las horas de su muerte, los investigadores se pusieron en contacto con su familia para que pudieran estudiar el cerebro de Seau. Los científicos, como en los casos anteriores, concluyeron que su CTE fue el resultado de dos décadas de lesiones en la cabeza.