Deportes

El Manchester fulmina a Cristiano Ronaldo y esta es la prueba

Erik ten Hag ha pedido formalmente a la directiva que el jugador no vuelva a portar la camiseta del Manchester y el club trata de borrar cualquier rastro del portugués en Old Trafford

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo FOTO: PETER POWELL EFE

Ruptura total entre Cristiano Ronaldo y el Manchester United tras la tremenda ‘rajada’ del portugués en una entrevista con el periodista Piers Morgan, de ‘The Sun’, en la que cargó contra su técnico, el neerlandés Erik ten Hag, y aseguró sentirse “traicionado” por el Manchester United, entre muchas otras perlas.

El portugués no está feliz y piensa que le han convertido en “la oveja negra”. «Me sentí traicionado. Siento que no me querían, pero no sólo este año sino también el anterior. Me han convertido en la oveja negra». Ahora, todo hace indicar que el jugador no volverá a vestir la camiseta del United. El holandés Erik ten Hag ha dado el visto bueno a que puedan vender al futbolista. Pero antes de esta operación, el United le multará con una sanción económica de un millón de libras que supondría unas dos semanas de sueldo del portugués.

¡Retirado de Old Trafford!

Pero el club ha dado un paso más que demuestra que la relación con el portugués es irreconciliable. En las redes sociales circula un video en el se aprecia a algunos trabajadores quitando una enorme publicidad de Cristiano Ronaldo del estadio de los Red Devils, al que el portugués regresó en 2021 tras doce años de ausencia con equipos como el Real Madrid y la Juventus. Las imágenes no tardaron en hacerse virales tras las fuertes declaraciones de CR7 contra la institución y contra el entrenador, Erik ten Hag, quien ya ha pedido formalmente a la directiva que el jugador no vuelva a portar la camiseta del Manchester.

Y mientras el club ingés se esfuerza en borrarlo, el portugués sigue dando controvertidos titulares contra su equipo. “Estuve cerca de ir al City, es algo sobre lo que hablé mucho, ellos lo intentaron mucho. Guardiola hizo todo lo posible por llevarme al City. Pero mi corazón, mi sentimiento y lo que había hecho antes, y Sir Alex Ferguson, hicieron la diferencia” confesó.

El luso también reconoció que su vuelta fue una decepción. “Cuando firmé con Manchester United pensé que todo había cambiado porque fueron 13 años desde mi salida. Pensé que todo iba a ser diferente y me sorprendí de mala manera porque todo estaba igual. Me sorprendió mucho que todo estuviese igual, no avanzó. El United se detuvo en el tiempo, fue algo que me sorprendió y no esperaba. Fue duro. Desde 2009 nada cambio, la película, la cocina, la tecnología, el yacusi, el gimnasio. Todo se detuvo en el tiempo, pensé que iba a ver todo diferente, pero en la infraestructura desafortunadamente hay muchas cosas igual que cuando tenia 22 años. Hoy en día Manchester United está por detrás del City de aquel tiempo y eso me sorprende porque para mí es un club top. Espero que en los próximos años vuelva a estar en el top. Desde que Ferguson se fue el club no evolucionó nada”.

En la primera parte de la entrevista que ha salido a la luz, el portugués también atizó a la prensa: “A veces no entiendo por qué la prensa me critica tanto, incluso la portuguesa. A veces pienso que es la envidia... pero llevo 21 años en la cima. Una cosa buena que tengo es que no me gusta leer porque el 90% de lo que dice la prensa es basura, es mentira”, sentenció.

Su futuro

Sus palabras dejan a las claras que su futuro está fuera del United y, en las últimas horas, un nuevo candidato se ha sumado con fuerza a la pugna por ficharlo. Hasta ahora se conocía el interés de Chelsea, Liverpool, Sporting de Portugal y Nápoles, pero a la larga lista también se ha unido el Bayern de Múnich. De hecho, Daily Mail apunta que el portugués y Mendes se reunieron con ellos la semana pasada.

Asimismo, desde Inglaterra apuntan que ante su inminente salida, la directiva del United prepara una suculenta oferta por Kylian Mbappé. Según ‘Mirror’, los Red Devils ofrecerían 170 millones de euros para fichar al astro que juega en París Saint Germain. Esta idea tiene sustento en que el United es uno de los pocos equipos de la Premier League que podría pagarle al francés los más de 500.000 euros de salario semanales que percibe actualmente.