Deportes

El compañero de celda de Alves se llama Coutinho y fue guardaespaldas de Ronaldinho

El futbolista brasileño se está adaptando a su nueva prisión y su compañero de habitación es fundamental para hacerle la vida más fácil

El futbolista brasileño Dani Alves ya tiene compañero de prisión
El futbolista brasileño Dani Alves ya tiene compañero de prisión FOTO: Dreamstime

La vida sigue fuera, mientras Dani Alves se adapta a vivir en prisión. Después de los primeros días y tras cambiarse a Brians 2, el futbolista tiene que adaptarse a una rutina muy distinta de la vida de lujos que llevaba fuera. No tiene fianza y espera que el nuevo abogado y un posible cambio de estrategia le ayuden a salir al menos hasta que se celebre el juicio. Después, su futuro es incierto porque su versión es muy endeble frente a la firmeza, las pruebas y las imágenes de la denunciante.

Guardaespaldas de Ronaldinho

Según El Periódico de Cataluña a Dani Alves se le ha asignado un compañero de prisión, también brasileño y que se llama Coutinho, como el futbolista que jugó en Barcelona, sin mucha suerte y después se marchó a la Premier. La relación con el conjunto azulgrana de este preso va más allá y es que Dani Alves ya lo conocía puesto que este hombre, también condenado por agresión sexual, fue exguardaespaldas de Ronaldinho. Que por cierto, también estuvo en la cárcel.

El compañero de Alves se tiene que encargar de enseñarle las rutinas, la vida en prisión, los horarios, lo que se puede hacer y lo que no e intentar que el aterrizaje del futbolista sea lo más suave posible. Porque el cambio de vida es radical y una cosa es la sorpresa inicial y otra, hacerse a la idea de que es mucho el tiempo que puede pasar ahí encerrado.

El carácter de Alves, al menos el que mostraba fuera de la cárcel puede ayudarle según pasen lo días. Ahora es un personaje famoso en la prisión y es probable que se sienta observado por todos los presos. Alves ha pasado de jugar en el Barcelona, Juventus, PSG y el Mundial de Qatar con Brasil a ser un preso más en una cárcel donde se encuentran los agresores sexuales. Según el diario catalán, si Dani Alves se hace a la vida de la prisión, puede “convertirse en uno monitor de fútbol”, que enseñe a los demás presos a jugar.

Las primeras visitas

Alves ha comenzado a recibir visitas en la prisión, donde es posible que le cuenten cómo se habla de su caso fuera. La presunta agresión del futbolista ha dado para muchas declaraciones. Una de las últimas ha sido la delegada del Gobierno contra la violencia de género, Victoria Rosell. “Desde el principio salieron voces diciendo que cómo va a ser que siendo rico y teniendo familias... No es cuestión más que de machismo”, ha asegurado en una entreviista

Rosell ha reflexionado sobre que se haya destacado que la mujer haya renunciado a una indemnización y que para algunos eso se lea como muestra de “mayor credibilidad”.

Es un estereotipo claro de justicia patriarcal y de la cultura de la violación, ese verla a ella como la mujer aprovechada y a él como el pobrecito”, ha explicado.

Pese a lo “terrible” del suceso, Rosell ha dicho que lo único positivo ha sido ver cómo “los protocolos han funcionado”, desde la gente de sala, que supo cómo actuar, hasta el resto del procedimiento hasta la denuncia.

“Esta mujer, dentro de lo que ha pasado, se ha sentido apoyada y creída desde el primer momento y esa es la parte buena de este tremendo delito”, ha dicho.

La delegada del Gobierno contra la violencia de género también se ha referido a las disculpas del entrenador del FC Barcelona y ex compañero en el campo de Alves, Xavi Hernández, quien en un primer momento mostró sólo empatía con el ex futbolista y no con la víctima.

“Quizá la reacción de Xavi sea paradigmática de la sociedad española. En un primer impacto empatizar con el agresor pero luego ser consciente de que no se pueden tolerar las agresiones machistas y de que no es un tema menor”, ha afirmado.