A semifinales y a pensar

El Barcelona elimina al Athletic en Copa, pero vuelve a sufrir mucho ante un oponente que apuesta por ir a presionarle a su campo.

Cumplió el Barcelona el objetivo principal: la clasificación para las semifinales de la Copa del Rey; pero no cumplió con la idea con la que arranca cada partido: ser mejor que el rival, hacerle daño con el balón. La pelota volvió a ser un enemigo más ante un oponente que plantea el encuentro presionando en su campo a los azulgrana. La sensación de vulnerabilidad del campeón fue absoluta. Mascherano nunca encontró su sitio en el mediocentro y las pérdidas se sucedían una tras otra. Pero no fue sólo eso. Hasta pases fáciles fallaban los pupilos de Luis Enrique, muy desesperado en la banda. No tardó Williams en convertir en realidad el dominio de los «leones». Se coló el delantero entre la defensa para recibir en posición legal un pase de Aduriz y batir a Ter Stegen después de regatearlo.

El sufrimiento no terminó ahí para el Barcelona. Con los medios descontrolados, los atacantes estaban desconectados y el equipo parecía mal colocado. Todos los balones caían en los pies de un jugador rojiblanco. Aduriz, Eraso... Se palpaba el segundo tanto de los visitantes, el que les hubiera puesto con ventaja en la eliminatoria tras el 1-2 de la ida. Desnaturalizó tanto el Athletic al Barcelona que le obligó a jugar constantemente en largo. Lo pedía Neymar claramente con las manos: que dieran un pelotazo y allí se apañarían ellos para generar algo. No estaba siendo el día del brasileño, que poco a poco fue teniendo más participación.

Llegó el partido al descanso con la sensación de que el 0-1 estaba bien para ellos. La misma que tuvieron la pasada jornada de Liga en Málaga. Y, también como en La Rosaleda, mejoraron tras el descanso, pero no hasta el punto de tirar cohetes. El choque entró más bien en un ida y vuelta que no tardó en aprovechar el cuadro local. Sergi Roberto dio un pase en profundidad a Messi, que centró al área para que Luis Suárez rematara cruzado. Se aprovechó el uruguayo del resbalón de Balenziaga, que podía haber despejado el esférico.

No se rindió todavía el Athletic, que llegó a disponer de más ocasiones, esta vez para igualar los cuartos de final. Fue Sabin quien remató flojo dentro del área, cuando podía haber llevado más peligro a Ter Stegen. El cansancio y la entrada de Busquets hicieron el resto. Por fin logró el Barcelona jugar en campo contrario y recuperar con la presión. Piqué, en una jugada en la que hubo falta previa de Alves, marcó el segundo. Y Neymar firmó una goleada exagerada.

- Ficha técnica:

3 - FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Vermaelen (Busquets, min.69), Mathieu; Mascherano, S.Roberto, Rakitic; Neymar, Suárez y Messi.

1 - Athletic Club: Herrerín; Lekue, Laporte, Bóveda, Balenziaga; San José, Mikel Riko (Sabin Merino, min.57); Susaeta (Beñat, min.57), Eraso (Muniain, min.73), Williams; y Aduriz.

Goles: 0-1, min.12: Williams. 1-1, min.53: Suárez. 2-1, min.81: Piqué. 3-1, min.91: Neymar.

Árbitro: Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Mostró cartulina amarilla a Mikel Rico (min.19), Balenziaga (min.39), Lekue (min.52) y Luis Suárez (min.70).

Incidencias: Asistieron 63.405 espectadores al partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el Camp Nou.