Atlético de Madrid

Con dinero y sin prisa

El Atlético renueva el equipo con el que ganó la Liga, pero aún le faltan un par de incorporaciones para completar la plantilla y contentar a Simeone

Dice Diego Pablo Simeone que las plantillas hay que moverlas para eliminar la rutina. Tienen que salir futbolistas ya saturados de sus mensajes para que entren otros con la mente limpia. «Llegan con la cabeza ''vacía'' y el mensaje les llega a la primera. Eso sirve también para motivar a los que continúan en el equipo». Y en eso está el Atlético de Madrid, que ha perdido a futbolistas importantes, como Courtois, Diego Costa y Filipe Luis, que ofrecieron sus mejores momentos a las órdenes del Cholo. También se fueron Villa, Sosa, Diego, Adrián y el guardameta suplente, Aranzubia. Para compensar, han llegado dos porteros, Oblak y Moyá, Siqueira, Mandzukic, y Griezmann. Además de Tiago, uno de los soldados del Cholo, que se fue sin acabar de irse. El portugués es un jugador muy apreciado por el preparador rojiblanco. «Simeone es un dios. Le seguiríamos hasta para saltar de un puente», afirmaba el centrocampista rojiblanco antes de la final de la Liga de Campeones. Tiago es uno de los futbolistas que ayudan a transmitir los mensajes del entrenador al vestuario. Por eso, Simeone no ha tenido dudas cuando se planteó la posibilidad de su regreso.

Pero el Atlético todavía no está completo. Además de Ansaldi, el lateral argentino que puede jugar en los dos costados, y que pasó el reconocimiento médico junto a Griezmann, aún quedan uno o dos futbolistas para completar la parte de arriba del equipo. La prioridad es un delantero que ayude a Mandzukic. Se marchó Diego Costa –por eso ha llegado el croata–, pero también Villa y Adrián. Torres, Lavezzi y Chicharito Hernández son los nombres que se plantea el club rojiblanco. Aunque en los últimos días se les ha añadido el nombre del belga Bakkali, un jugador de 18 años que pertenece al PSV.

La gira por Estados Unidos y México ha demostrado que el Atlético mantiene la solidez defensiva. No ha recibido goles, pero tampoco ha sido capaz de marcar en sus dos partidos, el último en la madrugada del miércoles al jueves contra el América de México. Los mexicanos se impusieron en los penaltis con una gran actuación de su portero, Hugo González, que detuvo un penalti a Siqueira en la tanda y marcó el que dio la victoria a su equipo. Pero el Atlético no tiene prisa en cerrar ninguna operación. Enrique Cerezo insiste en que Torres es jugador del Chelsea y el club rojiblanco no puede permitirse abonar su ficha y desde el entorno del jugador niegan también que haya cualquier posibilidad de regreso, pero a Mourinho le sobran delanteros y le faltan jugadores formados en las islas. Si hubo alguna posibilidad, pareció descartada cuando Mandzukic cambió el número «19» que lució en la camiseta de su estreno con el Atlético por el «9» de su presentación.

Lavezzi es un caso parecido al de Torres. El PSG necesita dinero para poder seguir comprando. Las normas sobre el «fair play financiero», que impiden que los clubes gasten sin buscar el equilibrio en sus cuentas, le obligan a vender a algunos de sus futbolistas para poder contratar a Di María, al que el Madrid no traspasaría por menos de 60 millones.

Chicharito ha ido perdiendo peso con los años en el Manchester United y no parece una de las prioridades de Louis van Gaal. Rooney, Wellbeck y Van Persie no le dejan demasiado hueco en la delantera del equipo que esta temporada dirigirá el holandés. «Hasta que se cierre el mercado, todo es posible», advierte Simeone. «Es un futbolista vertical, bueno en el uno contra uno, es una opción que a cualquier equipo le puede servir», aseguró en México, antes de enfrentarse con el América.

La otra necesidad del Atlético es la contratación de un centrocampista de ataque, un futbolista que haga la labor de Diego o Sosa, un futbolista capaz de aguantar la pelota o desbordar por la banda. La afición rojiblanca pide a Cazorla, pero es complicado sacarlo del Arsenal. La intención de Arsene Wenger, que volvió a ganar un título después de años de sequía, es reforzar el equipo para volver a pelear por la Premier y llegar a las rondas finales en Europa. Al PSG también le sobra Pastore. El Atlético espera. Tiene dinero, pero no tiene prisa.

Fernando Torres

19.000.000

Es el más deseado por la afición rojiblanca, pero su ficha se hace insoportable para un club como el Atlético de Madrid. Además, el club rojiblanco ya ha contratado a Mandzukic para que ocupe el área y la idea de Simeone es traer a otro futbolista que se complemente con el croata. La única opción sería una operación como la de Villa, que llegara casi gratis para poder pagar la ficha.

Javier Hernández

16.000.000

Chicharito es otra de las opciones rojiblancas, aunque su problema coincide con el de Torres, es un futbolista de área, no un complemento para Mandzukic. A su favor juega la falta de minutos de importancia con el Manchester United en los últimos tiempos, una tendencia que no parece que vaya a cambiar con la la llegada de Louis van Gaal al banquillo del United.

Ezequiel Lavezzi

21.000.000

Lavezzi tiene dos argumentos a favor, que es un buen acompañante para un delantero centro como Mandzukic y que el PSG quiere desprenderse de jugadores por los que pueda sacar un buen precio para poder seguir contratando a futbolistas como Di María. Su tercer argumento a favor es que es argentino, como Simeone. A pesar de su carácter, la atención al técnico está garantizada.