El gran señor del fútbol

Jorge Mendes controla las empresas más importantes del sector y trabaja con las caras más conocidas. De Gea, su última adquisición

Mendes, Maradona y Falcao en la gala de los Globe Soccer

El álbum de cromos de Jorge Mendes es el más codiciado del mundo. Y no tanto por los nombres y las cantidades de dinero que en él se recogen, sino por todo lo que ello supone. El incalculable poder que le rodea le ha convertido en el centro de los movimientos financieros de muchos clubes de fútbol que han visto en él la piedra filosofal de sus fichajes. El Madrid de Mourinho –donde representa a Pepe, Di María, Coentrao, Cristiano Ronaldo y Carvalho, además del entrenador– y el Dépor de Lendoiro –con Pizzi, Roderick, Salomao, André Santos y Nelson Oliveira– son el más claro ejemplo de su filosofía. Una filosofía que podría resumirse en dos premisas: penetrar en un club y buscar el monopolio de sus fichajes. Los nombres de jugadores como Cristiano Ronaldo, Pepe, Diego Costa o Radamel Falcao son sólo una muestra de su ostentosa lista de representados. Además de dominar el mercado futbolístico portugués, también puede presumir de tener 18 futbolistas en la Liga española. La Premier League es un terreno que tampoco se le resiste; entre sus últimas adquisiciones destaca David de Gea, portero del Manchester United que contrató los servicios del mediático agente hace apenas un mes. No es de extrañar entonces que el nombre de Jorge Mendes retumbe con más fuerza que nunca en el mundo del fútbol, pero ¿hasta dónde llega su poder?

Él ha sido el único representante que ha pisado los vestuarios de Valdebebas en compañía de la plantilla, algo que no sentó nada bien al resto de los jugadores que no trabajan con él. Fue capaz de convencer a Florentino Pérez para que, tras la salida de Carvajal del Castilla, fichase en su lugar al lateral Fabinho, otro de sus representados. Además, su estrecha relación con el Atlético de Madrid y con Diego Costa, Adrián y Falcao ha abierto el debate sobre una posible llegada de «El Tigre» al Real Madrid. Y, por si todo esto fuera poco, Jorge Mendes acaba de recoger, por tercer año consecutivo, el Premio Globe Soccer a mejor agente. Un galardón promovido por una de sus organizaciones y que también han recibido varios de sus representados, entre ellos Falcao y José Mourinho.

Cuando Jorge Mendes cerró su primer fichaje en 1996, no podía imaginar que, años después, convertiría en oro todo lo que tocase. El primer gran trato que selló como agente fue la venta de Nuno al Deportivo de La Coruña y, desde entonces, su negocio no ha dejado de crecer. Mendes colgó las botas en el SC Vianese con 20 años porque pensó que su éxito no estaba tanto en los terrenos de juego como en los despachos. Y parece que no se equivocó.