Fútbol

La caída de Ter Stegen

El rendimiento del portero alemán ha bajado esta temporada al mismo nivel que el de sus compañeros. «No hay debate», dice Xavi

Ter Stegen
Ter Stegen FOTO: ANDREAS GEBERT REUTERS

Ter Stegen discutía no hace mucho tiempo la portería de la selección alemana a Manuel Neuer y su nombre siempre aparecía entre los candidatos a mejor portero del mundo. Paraba con las manos y jugaba con los pies. Pero todo, de repente, parece haberse derrumbado.

Era el portero ideal para el Barcelona, una ayuda en la salida de la pelota jugada y una garantía cuando los rivales llegaban a su área. Pero esta temporada su rendimiento se ha desplomado como el del resto del equipo. O más. Ha encajado más goles (18) que partidos ha jugado (15) y sólo Oblak hace menos paradas por partido que él entre los porteros titulares de la Liga. Hay siete equipos que han encajado menos goles que el Barcelona y por ahí los azulgrana pierden de vista la cabeza.

A pesar de todo, las cifras no son muy diferentes a las de temporadas pasadas, donde los goles encajados solían estar a la par de los partidos jugados. Y Xavi mantiene la confianza en Ter Stegen, aunque en las redes ya han comenzado a llamarle Ter Statuen por su incapacidad para detener los disparos que van a portería. «Es uno de los mejores porteros del mundo. Pero hay una variable muy importante, que es la de la confianza. Hay que mejorar en base a resultados. Si en Sevilla hay un buen resultado, pareceremos todos más guapos», advierte el entrenador. «Está en una situación muy difícil porque cuando fallas te señalan directamente. No es como un centrocampista o un delantero, que tienen otra oportunidad. Ese fallo ya no vuelve para subsanarlo. Yo estoy contento con Marc, sobre todo en la salida de balón, que nos da la vida. En la salida de balón yo creo que al nivel de Ter Stegen sólo está Neuer. No hay otro portero», explica el entrenador del Barcelona.

Xavi espera que Ter Stegen vuelva a ser el que era. Pero está lejos de ese nivel. El Elche, por ejemplo, sólo necesitó tres disparos a portería el sábado pasado para marcarle dos goles. Y lo mismo había sucedido la semana anterior contra Osasuna. Pero Xavi insiste: «No hay debate. Marc es fundamental. Por su compromiso, por su profesionalidad. Quiere mejorar», dice.

El portero cumplirá contra el Sevilla 300 partidos con el Barcelona y tiene un gran peso dentro del vestuario. Además, el alemán ya demostró su compromiso con el Barça al ser uno de los primeros jugadores en bajarse el sueldo después del confinamiento en 2020. Antes de que lo hiciera la mayoría de sus compañeros en la plantilla.

Pero ahora todo está en duda en el nuevo Barcelona menos la fe en los jóvenes que sacan los partidos adelante y prometen un futuro mejor.