¿Ha hecho el ridículo el Barça con el tema Neymar?

El polémico aplauso de Neymar al árbitro
El polémico aplauso de Neymar al árbitro

DE CIBELES....

SÍ. Qué alguien pare este delirio

Alguien tendría que decir basta y poner freno a esta enfermiza obsesión que se ha apoderado por completo del Barcelona y que les lleva a aparecer permanentemente como víctimas de conspiraciones hasta el punto de justificar episodios tan delirantes como este «caso Neymar». Era muy difícil, Carme, superarse en la escalada de conflictos contra todo y contra todos, pero el Barça lo ha logrado. El ridículo es inigualable porque ha actuado sin base jurídica y ha puesto en entredicho su capacidad para entender que las reglas y las normas de la competición son iguales para todos. Ya no queda nada de aquellos «valors» que hicieron del Barça un equipo respetado en todo el mundo. Qué pena.

«Mano blanca»

Ahora vendrán las acusaciones de mal gusto al comité, los tribunales y órganos implicados en estos procedimientos. Ya estoy viendo la famosa «mano blanca» detrás de todo. Ya estáis tardando en acusar de madridismo a aquellos que sólo han cumplido con lo que dicta la ley. No caigas en la trampa de alimentar el trasfondo político que mueve esta actitud del Barça. Estos mismos comités sancionaron al Madrid por alineación indebida de Cherysev y son los mismos que no ejecutaron el cierre del Camp Nou por la cabeza del cochinillo y el escandaloso lanzamiento de todo tipo de objetos en aquel partido con Figo vistiendo de blanco.

Ridículo garantizado

El único culpable se llama Neymar, que fue expulsado justamente por una durísima entrada y luego menospreció al cuarto árbitro. Por lo que hizo no te puede caer sanción menor que tres partidos y los acabará cumpliendo por mucho que el Barça se empeñe en distorsionar la reglamentación. Ya le pasó algo parecido a Cristiano en San Mamés y cumplió sin rechistar. Ésa es la diferencia. El enemigo no lo tenéis en Madrid, lo tenéis en casa. Con esta junta directiva lo único que tenéis garantizado es el enfrentamiento y el ridículo.

... A CANALETAS

No. El Barcelona ha retratado al TAD

El Barça ha retratado al TAD. Ni más ni menos. Le asistía todo el derecho a echarle un pulso a este organismo, querido Alfredo Duro. Ha sido la manera de mostrarle al mundo cómo se funciona por estos lares y la falta de seguridad jurídica en la que se encuentra el jugador sancionado hasta que el TAD no emite una resolución formal. No se puede hablar de ridículo cuando el Barcelona tiene derecho a solicitar la cautelar ante la injusticia del castigo a Neymar, cumple escrupulosamente con los tiempos que establece la ley, esgrime una realidad tozuda como es que no está de acuerdo con la resolución del Comité en la sanción al brasileño y acude al TAD en día y hora legales.

Consecuencias

El presidente del susodicho, Enrique Arnaldo, resulta que no logra encontrar a los otros miembros del tribunal –debió usar un tam-tam o una paloma mensajera para ir en sintonía con sus tiempos– y finiquita la situación con una carta que, al ser a título personal, no vale como resolución. Quizá tienen horario intensivo. O reducido, vaya usted a saber. Pero tenían la obligación de reunirse de forma extraordinaria. Que el Barça presentó el recurso en el plazo establecido es tan real como el curioso «modus operandi» del TAD y su presidente. Que mientras no se resuelva el recurso Neymar podía haber jugado, también. Y que las consecuencias hubieran sido nocivas para la entidad blaugrana, seguro.

Sobran los motivos

Si, apreciado Duro, al Barça le sobran los motivos para quejarse esta temporada de muchas cosas. Vamos de «no goles» que entran medio metro en la portería a regalos para el mismo árbitro que firmó tamaño desastre: dirigir ayer el clásico. Vamos de entradas durísimas que ni se sancionan a varios partidos por aplaudir a un colegiado. Por no hablar de palcos, hilos y trastiendas diversas. Que el Barça levante la voz. Lo hizo por las «estelades» ante la UEFA y le dieron la razón. Ése es el camino.