Fútbol

Al Khelaifi la lía en el Bernabéu: baja como un loco al vestuario de los árbitros al grito de “te voy a matar”

El dueño del PSG rompió el banderín de uno de los colegiados y amenazó a un empleado del Real Madrid que lo estaba grabando todo

Al Khelaifi no encontró explicación al fracaso de su equipo y lo pagó con los árbitros
Al Khelaifi no encontró explicación al fracaso de su equipo y lo pagó con los árbitros FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

No es fácil para el PSG encajar lo que sucedió en el Santiago Bernabéu. Un partido que tenía controlado, se le escapó y en sólo media hora mala, malísima, en toda la eliminatoria, está fuera de la Champions. Otra vez. Ni juntando a Messi, Mbappé y Neymar ha podido conquistar la competición que lleva años buscando. Es más, se ha quedado lejísimos. El dinero no lo es todo. Y el culpable para Al-Khelaifi, el dueño del PSG... El árbitro.

Mónica Marchante explicó en Movistar que el jeque se volvió loco después del encuentro. “Ha venido dando gritos, después ha bajado muy, muy enfadado, dando golpes, buscando el vestuario de los árbitros; se ha confundido y ha abierto el de Megía Dávila [ex colegiado y delegado de campo del Real Madrid], y prácticamente te digo que han tenido que pedir ayuda para proteger a algunas personas que estaban allí. El comportamiento ha sido bastante, bastante desagradable, digamos que no ha encajado bien la derrota el dueño, el propietario del París Saint Germain. Lo vieron varios testigos que estaban en el palco y me comentan que ha sido francamente desagradable”, cuenta la periodista.

Después, la UEFA confirmó en el acta lo sucedido. “Tras el partido, el presidente y director deportivo -Leonardo- del PSG mostraron un comportamiento agresivo e intentaron entrar en el vestuario de los árbitros. Bloquearon la puerta y el presidente, deliberadamente, golpeó la bandera de uno de los asistentes, rompiéndola”, escribe el árbitro. Es más, según informa EFE, citando fuentes del Real Madrid, Al Khelaifi amenazó a un empleado del conjunto blanco al grito de “te voy a matar” porque lo estaba grabando todo en un vídeo. Fueron sus propios guardaespaldas los que tuvieron que calmarlo, aunque Leonardo continuó gritando que borrara el vídeo.

La única queja que podía tener Al-Khelaifi es por el primer gol del Real Madrid. El equipo español fue a la presión y Benzema le acaba robando la pelota a Donnarumma y después marca tras la asistencia de Vinicius. El delantero francés choca con el portero y se puede entender que hubo falta. En ningún caso justificaría eso la actitud del propietario del PSG ni el bajón de un equipo que en teoría aspira a lo máximo. Se diluyó. Pochettino, por cierto, también se quejó: “El primero que comete un fallo es el árbitro porque hay una falta clara de Benzema a Donnarumma que no se pita”, asegura el técnico, que no quiere hablar de futuro, pero después de esta eliminación está sentenciado.

La Champions es casi el único objetivo que se marca el PSG al comienzo del curso. Pero ni Ancelotti ni Blanc ni Emery ni Tuchel lo consiguieron antes. Curiosamente, el alemán se marchó en enero de 2021, fichó por el Chelsea y con el conjunto “blue” sí conquistó la Orejona. El próximo en intentarlo, porque Pochettino está sentenciado, podría ser Zidane, el único aliciente que tendría el conjunto parisino para que Mbappé se quede, tras lo sucedido en el Bernabéu. El estadio aplaudió al francés cuando lo nombraron por los altavoces. Ni haciendo una eliminatoria buenísimas ha sido suficiente para pasarla. Es campeón del mundo con Francia, pero sigue sin levantar la Liga de Campeones.