Deportes

Cantera

¿Quién es Mario Martín? La joya de ‘La Fábrica’ que debutó ante el Atlético

El canterano tuvo minutos ante el equipo colchonero y es uno de los grandes talentos de Valdebebas

Mario Martín celebran el tercer gol del equipo madridista durante el encuentro correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Rey
Mario Martín celebran el tercer gol del equipo madridista durante el encuentro correspondiente a los cuartos de final de la Copa del ReyRodrigo JimenezAgencia EFE

El Real Madrid reforzó durante el pasado verano su estructura de la cantera para que no se le escapase ningún talento. Pues bien, esta apuesta tiene su recompensa cuando algún jugador llega al primer equipo. En efecto, el caso de Mario Martín es el mejor ejemplo. El centrocampista sustituyó a Rodrygo cuando el Real Madrid ya iba ganando 2-1.

Martín llegó al Real Madrid en el 2015 para unirse al Alevín A. Desde entonces, ha sido uno de los jugadores claves en todos los equipos de las diferentes categorías que conforman ‘La Fábrica’. Natural de Sonseca (Toledo). A sus 18 años, Mario sigue teniendo edad juvenil, pero Raúl le está dando confianza en el Castilla. De momento, ya lleva 20 partidos con el Castilla. El técnico del filial ya le subía cuando estaba en el Juvenil B. Una de las características que más gusta a los directivos es lo trabajador que es. Sin duda, un futbolista que evita cualquier polémica y que su rol de sitúa detrás de los focos.

“Estaba con la familia en casa descansando tranquilamente porque no tenía entrenamiento con el Castilla. Me llamó Raúl y fue todo muy rápido. Me llevó mi padre al aeropuerto directamente. Durante la semana estoy en la residencia, pero al ser un día de descanso aproveché para ir a casa a estar con la familia”, explicó el jugador cuando Ancelotti le convocó.

Ancelotti también hizo debutar en Copa ante el Cacereño a Álvaro Rodríguez que jugó 10 minutos. De esta manera, Mario Martín ya es el segundo jugador en debutar en esta campaña con el primer equipo. La Fábrica sigue dando pasos de gigante. Uno de los objetivos claves es el ascenso del filial a Segunda División. Desde el club supondría un auténtico trampolín para aquellos jugadores que están muy cerca del primer equipo, pero que antes necesitan continuidad en la élite. El trabajo de Raúl está siendo impecable. Y es que, el equipo madridista está asentado en la tercera posición con 40 puntos y está solamente a dos del Córdoba (líder).